Parque de atracciones de Madrid

El parque de Atracciones de Madrid pertenece al grupo Parques Reunidos. Este gigante del ocio ocupa, si no recuerdo mal, el tercer puesto de Europa por visitas al año, y el quinto del mundo, así que podéis haceros una idea de la cantidad de gente y recursos que maneja.

Además del propio parque de atracciones, pertenecen a Parques Reunidos otros parques de atracciones, como es el caso de BOBBEJAANLAND en Bélgica, y adquirido en el pasado ejercicio 2004-2005, suponiendo la primera inversión del grupo, justo por delante de la adquisición de atracciones.

El grupo Parques Reunidos cuenta también con distintos zoológicos, o bien en propiedad, o bien como explotación, son los casos de L’Oceanogràfic de Valencia, el zoo de la Casa de Campo de Madrid, Selwo Aventura, en Estepona, Selwo Marina en Benalmádena y Valwo Parque de la Naturaleza en Matapozuelos, Valladolid; sigue su oferta con Parques Acuáticos, los conocidos Aquopolis, repartidos por distintos sitios de España y se suman a estas ofertas los dos Teleféricos que poseen, Madrid y Benalmádena y el bar de copas Balcón de Rosales.

Para que nos hagamos una idea real de lo que este gigante del ocio movió en el ejercicio del 2004, decir que a 31 de Diciembre habían pasado por sus instalaciones un total de 6’4 millones de personas, dejando en las arcas de la empresa un total de 84’6 millones de Euros, resultados que se presentaron el pasado Junio en el propio Auditorio del Parque de Atracciones de Madrid.

Desde que fuera inaugurado el 15 de Mayo de 1969 por el entonces alcalde de Madrid, Arias Navarro, el parque ha sufrido innumerables modificaciones. La crisis más importante llegó con la moda de las tematizaciones y el boom del sector, con la proliferación de múltiples parques de atracciones que hacían más atractivo su oferta de ocio que la de este parque madrileño. No obstante el Parque goza de muy buena salud, y una estructura sólida que sustenta buena parte de la economía de las otras ofertas de la compañía Parque Reunidos. Dividida en varias zonas, se trata de articular un tipo de ocio concreto para cada una de ellas.

¿Cómo llegar?

El parque de atracciones de Madrid cuenta con la ventaja sobre otros parques de este tipo de situarse en el corazón de la ciudad. En plena Casa de Campo, pulmón de la capital, se puede acceder a él mediante el Metro, que sin duda es la forma más cómoda de llegar, tomando la línea 10 (la azul oscuro para los no residentes en Madrid) y bajándose en Batán. Si se opta por ir en autobús, deberemos tomar las líneas 33 ó 65.

Hoteles cerca de Parque de atracciones de Madrid
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Madrid
Buscar

Si pese a mis consejos, optáis por ir en coche, deberéis tomar la N-V con la salida señalizada como Parque de Atracciones. El acceso a la Casa de Campo en coche está restringido a determinadas zonas, por lo que puede ser un problema para muchos; por otro lado, hay una gran cantidad de aparcamientos pero no están vigilados y NO pertenecen al Parque de Atracciones. Son comunes los robos en coches (demasiado comunes) y los colapsos al cierre del parque.

Ahora llega la hora de esperar una fila más o menos amplia, según la gente que haya, y sacar nuestras entradas en las taquillas. El calco individual adulto (mayores de 7 años) es de 23 euros, mientras que la entrada de paseo (que no da derecho a montarse en nada), es de 7 euros.

Para los niños, la entrada infantil supone un desembolso de 13’90, y recordad que los menores de 3 años no pagan, pero que eso no les da derecho a montar en las atracciones, ya que la mayoría tiene un límite de edad que los excluye, la entrada de paseo infantil es de 7 euros.

Por su parte los jubilados (mayores de 65 años) tienen el calco a 13’90 euros y la entrada de paseo a 2’90 euros. Ahora bien, el hecho de que sean jubilados no supone que una vez dentro, si se sacan la entrada de paseo y luego deciden comprar tickets (están sobre el euro cincuenta cada uno), sólo tengan que dar uno en la atracción. Son adultos, por lo tanto la cuantía es de dos tickets salvo que se diga lo contrario. Si se decide por comprar la entrada de paseo y comprar tickets aparte deben saber que para que un niño menor de 7 años monte, se necesitará un ticket, mientras que si es un adulto el que quiere montar, se requerirán dos.

El calco da derecho a montar en todas las atracciones salvo las que no pertenecen al departamento de atracciones, sino al de explotación; son los casos del VIEJO CASERÓN, los penaltis, la galería de tiro, etc… que deberán pagarse. Por otro lado, se puede acceder al parque con invitaciones dadas por el propio parque, que consisten en una cartulina con la entrada gratuita y la posibilidad de montar en tres atracciones. En este caso, son tres atracciones independientemente de si el usuario es adulto o niño.

También hay grandes superficies que sacan promociones (Ahorra Más, Coca-cola, etc…) que regalan acceso y un determinado número de atracciones gratis. El acceso al parque también se puede hacer mediante la modalidad de entrada mas dos atracciones, que cuesta 12 euros. Quizá os resulte curioso, pero si alguno de vosotros sigue teniendo en sus manos aquellos tickets antiguos que eran blancos con un oso dibujado, saber que aún valen, así que ya sabéis si les queréis dar uso…

Una vez que tengáis el calco pueden pasar dos cosas, o bien que os lo peguen en las taquillas, por lo que sólo debéis dejar secar un poco apretando con fuerza y luego retirando el papel, o bien que os lo tengáis que poner vosotros dentro del parque, para lo que hay fuentes para tal efecto en ambas entradas del público. Recordad que el calco se debe poner en el anverso o reverso de la mano, y NO en ningún otro sitio. Es muy típico que la gente se pegue el calco en el cuello, la frente, la cintura, y algunas mujeres que les debe gustar lucir palmito se lo pegan en los pechos… pues bien, saber que se os puede impedir la entrada a cualquier atracción si lo lleváis en alguno de estos sitios (no suele ser común, pero se puede hacer) y haceros bajar hasta información (al lado de la puerta principal) para que os cambien la pegatina y os la peguen en la mano. Por otro lado, si sois alérgicos al calco, existen unas pulseras que sólo se pueden romper cortándolas, lo que invalidaría su uso. En la pulsera se pondrá el nombre del cliente y el día.

Existe otra modalidad de pago en el parque, el Bono Parques. Esto consiste en una tarjeta individual o familiar que permite el acceso a TODOS los parques de ocio de la empresa PARQUES REUNIDOS S.A. tras un desembolso previo de unos 80 euros por bono individual y de unos 68’75 por familias de mas de 3 miembros.

El parque cuenta con tres accesos al mismo; dos para el público en general y un tercero para los trabajadores. Los accesos para el público en general son los situados en la Puerta de Batán, es decir, la más cercana al Metro, y la Puerta Principal, situada en el corazón de la Casa de Campo que da a un gran aparcamiento. La tercera puerta en discordia es la conocida como Puerta del Robledal, que lleva directamente a las oficinas y a los vestuarios de personal, así como a los talleres.

Zonas del parque de atracciones de Madrid

En su intento por tematizarse el parque se dividió en cinco áreas que trataban de estar bien delimitadas en sus atracciones y en su oferta de ocio; a mi modesto entender, no lo consiguieron del todo…. Antes de ir explicando atracción por atracción deciros que en la entrada a todas las atracciones figuran las prohibiciones y restricciones en su correspondiente panel; leerlas, que después de esperar tres cuartos de hora una fila sienta muy mal que te digan que no puedes pasar porque no das la altura, no tienes la edad, o simplemente porque estás comiendo o bebiendo algo… el comer, fumar y beber en las atracciones es una prohibición general a todas; el quitarse la camiseta sólo está permitido en las atracciones de agua, y no en las demás; el quitarse las zapatillas y dejarlas en la plataforma de la atracción está igualmente prohibido en todas las atracciones, haciendo excepción de las zapatillas tipo sandalia o zueco, pero todas aquellas que tengan agarre en el talón deberán estar puestas… Pues allá voy…

El Maquinismo:

Esta es la zona para los intrépidos, para los que no le tienen miedo a nada. Según entramos por la Puerta Principal (la que está en el corazón de la Casa de Campo), nos encontraremos con esta zona si vamos hacia la izquierda.

La primera atracción que veremos será el TOP SPIN; esta atracción consiste en dos ejes verticales que hacen girar a un horizontal sobre su propio eje y sobre el eje de los dos verticales. Los arneses aprietan bastante, y es una atracción propensa a los mareos. La edad mínima para montar es de 10 años, y la altura mínima y máxima de 1’20 a 1’95.

Justo enfrente del TOP SPIN está la LANZADERA; esta atracción consiste en una subida vertical de 68 metros de altura y una posterior caída al vacío. Está prohibido quitarse las zapatillas deportivas en todas las atracciones, así que no lo hagáis, y el hecho de tirar monedas desde lo alto (algo que por desgracia es muy común) puede suponer la expulsión del parque y un altísimo riesgo, no tanto para los operarios, que tienen zona de protección, sino para la demás gente que espera su turno. La edad mínima para montar vuelve a ser de 10 años, con una altura también comprendida entre los 1’20 y 1’95.

Haciendo la diagonal, y a la izquierda del TOP SPIN, nos encontramos con LA MÁQUINA; esta es la atracción que más mareos produce de todo el parque. Es una especie de barco pirata que gira sobre sí mismo, es decir, que en cima que nos suben y nos bajan, nos centrifugan. Al igual que sus compañeras, es para mayores de 10 años y con una altura comprendida entre los 1’20 y los 1’95. Las mochilas no se pueden dejar en el pasillo ni arriba, y es obvio que no se debe subir con nada que pueda salir disparado. Consejo: cuidado con los bolsillos, es una atracción muy propensa a que se pierdan las cosas (monedas, móviles, etc…).

Siguiendo nuestra ruta hacia la izquierda nos topamos con una atracción nueva de este año, LA CUEVA DE LAS TARÁNTULAS. En el lugar que antes ocupaba LA MINA, se ha abierto esta atracción que consiste en disparar mediante pistolas láser a una especie de dianas según avanzas montado en unos carros o vagones. Te van dando puntos según la puntería, pero estos puntos no son canjeables por nada en la salida, así que sólo valdrán para aumentar tu ego si resultas el mejor, y el típico vacile con tus colegas…

Nos topamos en esta ocasión con el gran descubrimiento del 2005, LA TARÁNTULA; consiste en una montaña rusa con vagones para capacidad para cuatro personas como máximo que a la vez que hace el recorrido gira sobre si misma impulsada por la inercia del peso que sostiene, es decir, que cada viaje es completamente distinto y depende del peso que tenga; no hay edad mínima para montar, pero sí se es muy estricto con la altura, señalada en la entrada a la fila y en la entrada a los vagones. Es muy común que la gente presione al operario cuando a algún niño le falta un dedo o dos para poder montar… recordar que es responsabilidad del operario el buen funcionamiento de la atracción, y el riesgo que conlleva permitir que un niño que no cumple las normas monte, puede suponer una grave negligencia en el caso de que pase algo, así que por favor, no le presionéis, porque no es de gusto para nadie tener que decir que no a alguien que quiere montar, es una cuestión de responsabilidad, y desconfiar del buen trabajo de quien lo permite todo. La atracción cierra cuando llueve y da algún que otro problemilla cuando los coches van demasiado rápido…

Según salimos de LA TARÁNTULA nos encontramos como novedad de este año con «ABISMO», una nueva montaña rusa en el parque de atracciones de Madrid. Si bien aúno no conozco sus limitaciones ni edades ni todo eso… deciros un secretillo… en Semana Santa el Parque pretendía abrir esta atracción, rumores internos afirmaban que sólo frenaba una de cada tres veces, aún así os puedo decir que varios operarios ya se han montado y que según parece ya ha sido abierta al público…

Nos encontramos según subimos con EL ASERRADERO, la primera montaña rusa de agua que nos encontramos en el parque haciendo este recorrido. El aserradero consiste en una serie de troncos-vagones, en los que te tienes que montar en movimiento; la atracción no para salvo en caso de necesidad de una persona invidente o con alguna deficiencia, así que estar ágiles y no os caigáis al agua. Tiene un par de subidas y bajadas, la segunda de ellas bastante buena… La edad mínima para montar es de 5 años y la altura mínima de 1’10, no obstante, entre los 5 y 10 años deberán subir acompañados de un adulto…

EL ROTOR, es lo siguiente que nos encontraremos, como entrada a una especie de placita en la que tendremos hasta cinco atracciones… el ROTOR, conocido antiguamente como El Cóndor, son unas góndolas que suben a cierta altura girando sobre el eje central que las sujeta y sobre el eje particular que une de seis en seis las góndolas… por lo que tenemos un giro más cerrado y otro más amplio mientras se sube… Esta es una atracción para niños de seis años en adelante y de 1’10 en adelante, igual que en el caso del aserradero, los niños de 6 a 10 años deberán subir acompañados por un adulto…

A la derecha del ROTOR está la TURBINA; esta es una antiquísima atracción que lleva prácticamente toda la vida en el Parque. Es una atracción que también marea bastante; consiste en una serie de góndolas que van girando sobre un eje centra a la vez que ese eje va subiendo… termina por colocar las góndolas con un giro de 360º y obviamente dejando a la gente bocabajo… Yo no la recomiendo, tiene ciertos riesgos, como la posibilidad de que la máquina no reaccione ante las maniobras del operario y decida quedarse arriba más tiempo del normal y necesario dando vueltas… Es una atracción para mayores de diez años y de 1’30 en adelante, de 10 a 14 años deberán subir acompañados…

Lo más cercano a la TURBINA es LA PIRATA; otra antiquísima atracción que todos sabemos en que consiste… Un detalle, fijaros en el pirata que tiene una copa en la mano, veréis que es un bote de lejía partido por la mitad, o que las gafas de uno de ellos no son mas que unas gafas de bucear… en fin, arreglos del parque… Es para niños de más de 6 años y de 1’10, de 6 a 8 deberán ir acompañados…

El T.I.R, es el antiguo Aladdín. Una plataforma que gira 360º de forma horizontal. Da unas buenas vistas de Madrid, pero nada mas… de 6 en adelante con alturas mínimas de 1’10; los niños de 6 a 10 años deberán ir acompañados.

LAS CADENAS; esta es una atracción bastante antigua y que empieza a merecer una jubilación. No creo que veáis casi nunca esta atracción en su máxima capacidad de carga… es normal, si así fuera, no podría subir… A forma de tío vivo, y montados en unas sillas colgadas al techo por cadenas, el eje central de la atracción se va elevando. Una buena atracción para secarnos y para tomarnos un respiro… De 10 en adelante y con más de 1’10 de altura no te pondrán ningún impedimento para montar…

EL TORNADO; esta es otra de las montañas rusas del parque… Un carro de 24 personas va con los pies colgando mientras supera los looping y demás cosas típicas… La atracción puede funcionar con menos gente, aunque existen riesgos, pero no funcionará con menos de 23 personas. Esta atracción, al poco de inaugurarse se quedó en mitad del recorrido por falta de peso, de ahí que no dejen montar a menos de 23 personas… Una vez que suelta la cadena el recorrido se hace en 53-54 segundos, sumando la cadena es de un minuto y medio más o menos… De 10 años en adelante y alturas comprendidas entre los 1’20 y el 1’90.

La zona de la Tranquilidad:

Prosiguiendo nuestro camino por el parque nos encontramos con esta zona, la que nos propondrá menos sobresaltos e ideal para después de comer…

La primera atracción que veremos si venimos desde T.I.R. será FANTASÍA. En unas barcazas con una capacidad para unas 16-20 personas nos darán un recorrido por el mundo a modo de pequeños muñecos vestidos con trajes tradicionales. Esta atracción supuso un desembolso importantísimo en su día, ya que los muñecos son de porcelana, y supuso uno de los grandes fiascos del parque. Situada donde antiguamente estaba el Looping Star, atracción que contaba con gran número de seguidores y que tuvo que cerrar por el gran ruido que hacía y que molestaba a los vecinos de la zona, que consiguieron que la atracción cerrara a las 00:00 mientras que el resto del parque lo hacía a las 2:00. En esta atracción (FANTASÍA), puede montar todo el mundo, pero los menores de 6 años deberán subir acompañados.

Bajando por la primera cuesta a la derecha viniendo del T.I.R nos encontramos con EL VIEJO CASERÓN. Ésta no es una atracción propiamente dicha. La gestión de esta actividad es llevada por un grupo de actores independientes, y por tanto hay que pagar para poder montar y no se incluye en el calco ni con los tickets que se puedan obtener en las máquinas o en las taquillas. Consiste en una serie de pasillos en los que los actores van asustando a la gente que, en grupos reducidos, van pasando. Tiene un horario propio que no coincide con la apertura- cierre del parque.

Si seguimos bajando nos encontraremos un teatro, el Kalimba, con obras principalmente orientadas a los niños, y la entrada a LA JUNGLA. Esta es una atracción muy antigua que sufrió hace unos años una reducción en su recorrido, quedándose como hoy en día es. Algunos la conocen como la de TARZÁN, pero no, no le busquéis porque Trazan no está en ninguna parte del recorrido… La única diversión de esta atracción era el elefante que en verano mojaba a los visitantes que iban en las barcazas. La capacidad de esta atracción es de unas 16 personas por barca, y consiste en un paseo por un bosquecillo. Ideal para parejas y gente que busca tranquilidad; abstenerse los que gusten de emociones fuetes, no las vais a encontrar en esta zona. En la JUNGLA puede montar todo el mundo, pero los menores de 10 años deberán subir acompañados de algún adulto… cuidado con los pies al subiros a la barca, no seriáis los primeros en mojaros la pantorrilla…

Desde la salida de LA JUNGLA, podemos ver otra reliquia del Parque, el REINA DE ÁFRICA, conocido antiguamente como BARCO MISSISSIPPI. Es una atracción que pese a los años que lleva en el Parque siempre gusta. Consiste en el interior de un barco que está completamente a oscuras, y lleno de trampas. El recorrido se hace andando, y puede montar todo el mundo, los menores de 10 años tendrán que subir acompañados, así como los menores de 1’20… el recorrido se debe hacer andando, así que absteneros de coger al crío en brazos porque llore… ¿motivo?, no sería la primera vez que el padre o madre se cae en el interior con el crío debido a las trampas, así que el niño siempre debe ir andando… Esta es una atracción muy propicia para que determinada gente que no tiene nombre se haga el gracioso escondiéndose en las esquinas, tratando de «meter mano» a las muchachas que suben, o para la sustracción de gorras y demás cosas… Ya digo, el interior está completamente a oscuras y para cuando el operario entra tras la denuncia de que ha ocurrido algo, es casi siempre demasiado tarde… Atracción igualmente propicia para broncas de— «me has empujado», y «tú a mí» y demás…

Subiendo un poquito hacia la derecha nos encontramos EL LAGO ENCANTADO. Esta es otra atracción bastante… en fin, me reservo el calificativo. Es otro paseito en barca alrededor del gran árbol que en su día fue una cafetería y que hoy está lleno de plantas naturales y de bichos (para que engañarnos…). El viaje nos cuenta la historia de la lucha entre el bien y el mal, entre los gnomos y los trolls… Puede montar todo el mundo y los menores de 6 años deberán ir acompañados…

Tras dejar a un lado EL LAGO ENCANTADO, nos topamos con el ZEPPELÍN. Atracción igualmente de paseo que da una vuelta alrededor de todo el parque, a excepción de la zona infantil y de la zona de la Naturaleza. Grandes góndolas con forma de Zeppelín con capacidad para 24-30 personas repartidas en tres góndolas… Al igual que en las anteriores puede montar todo el mundo y los menores de 10 años deberán ir acompañados. Pese a que no pueda parecer peligrosa, hay un gran riesgo en esta atracción, y este es que se quede parada en mitad del recorrido (que pasa con más frecuencia de la que seguro que pensáis), y hay que bajar a la gente con escaleras, grúas y arneses, dependiendo de la zona del recorrido donde se pare, incluyendo una zona que va por encima de la Jungla que es prácticamente imposible acceder a las Góndolas para su evacuación…

Seguimos hacia la derecha y nos encontramos la NORIAVISIÓN. Atracción que igualmente va ganándose su jubilación, nos permite unas buenas vistas de la ciudad. Atracción en la que pueden montar todos, con los menores de 10 acompañados. Antiguamente las góndolas podían girar sobre si mismas al mismo tiempo que íbamos subiendo en su ascensión circular… ahora eso ya no es posible. Absténganse de subir las personas con vértigo (como es mi caso).

Para terminar con las atracciones que entran dentro de esta zona, nos encontramos con el TELESAURIO, también conocido como TELEPOLLO. En esta atracción nos montaremos en unas góndolas con capacidad para dos personas cada una (creo recordar que hay 13). Mientras las góndolas giran sobre un eje central que sujeta a todas, las personas que vayan montadas en los dinosaurios podrán manejar a su antojo si suben, bajan, o giran su propia góndola… Es una atracción para mayores de 6 años y de 1’10 de altura. Los de 6 a 10 años deberán subir acompañados por un adulto. Esta atracción suele generar el problema de tener que decir que no a los padres que salen como locos de la Pérgola (se explicará mas adelante) con sus niños pequeños y tratan de hacer la 3’14- 16 al operario para que deje montar a sus hijos. Como en el caso de la Tarántula, el operario debe cuidar de la seguridad de la atracción, así como de su buen funcionamiento, y cometería una negligencia dejando entrar a gente con menos edad o altura, así que por favor, comprenderle¡¡¡ a nadie le gusta decir que no…

En esta zona, además de todas estas atracciones contamos con el teatro anteriormente citado (KALIMBA), el teatro principal o auditorio (donde antiguamente se daban los conciertos y que ahora está techado) así como con los juegos de radio control que llevan toda la vida en el parque, los penaltis, la sala de tiro, etc..

Zona de la Naturaleza:

La verdad es que no llego a comprender de donde viene el nombre de esta zona, pero bueno, no es plan de andar criticando todo…

Si cruzamos una especie de castillo que nos encontramos al salir del TELESAURIO, llegaremos a la segunda montaña rusa de agua que tiene el parque, LOS FIORDOS. Esta atracción consiste en una gran barcaza, con una capacidad para unas 20 personas, con una subida y su posterior caída en picado sobre el agua acumulada abajo. Atracción terriblemente refrescante en verano, restringe su acceso a los menores de 6 años y a los menores de 1’10 de altura; entre 6 y 10 años deberán ir acompañados. Radio-patio informa: corre el rumor de que podría ser el último año de esta atracción tal y como la conocemos, y podría o bien sufrir una modificación en su recorrido, o bien quitarse… noticia por otro lado por confirmar…

Dejando a un lado los FIORDOS, y pegando al TELESAURIO, nos encontramos con LA PÉRGOLA. Ahí donde la veis es una de las joyas del Parque. Adquirida de segunda mano, lleva prestando sus servicios desde el día que se abrió el Parque. Es el típico tío-vivo de toda la vida, pero su maquinaria está considerada como una antigüedad. Pueden montar todos, y los menores de 7 años deberán subir acompañados. Detalle: fijaros en el techo y en lo feas que son las pobres mujeres que están ahí pintadas…

Si seguimos bajando hacia la entrada principal, nos topamos con EL TEMPLO PERDIDO. Clásico entre los clásicos, los coches de choque suponen una actividad continua e ininterrumpida. Siempre que vayas habrá gente montada en esta atracción (salvo a primera hora en la que se esperará para abrir la atracción o bien por falta de gente, o bien porque los coches estén recién limpiados y habrá que esperar a que se sequen). Con una pista bastante amplia, 60 coches circulan chocando los unos con los otros. Esto se acompaña de música (antiguamente se llamaba Disco-pista). Esta es una de las atracciones más problemáticas de todo el Parque. Son continuos los intentos de colarse, los hurtos y las broncas (quién dice continuos dice que todos los días se cuela gente, siempre se olvida algo que misteriosamente desaparece del coche en el que tendría que estar, y siempre hay choques mal entendidos). Es la parte del parque en la que más agresiones físicas hay, y puede ser bastante desagradable ver pegarse a la gente en proporciones de 20 contra 2, pero no sería la primera vez. A este respecto, que no es tan raro como se pueda pensar, los operarios que van de naranja jamás se meterán a resolver un conflicto de estos y se limitarán a llamar a «seguridad». En este caso debéis entender que no se les paga por separar a la gente que se está pegando, sino por el control de la atracción, y que el área de seguridad corresponde a otro departamento. Así que si veis una pelea no abronquéis al operario, que muy probablemente haya hecho lo que tenía que hacer llamando por línea interna a los de seguridad. Con respecto a las edades, está prohibido que suban menores de 7 años a la atracción, es decir, que todos aquellos que lleven pegatina infantil no podrán subir. Entre 7 y 10 años deberán subir acompañados.
Justo enfrente del TEMPLO PERDIDO, está la entrada al CINE 4D. En este cine, que tiene un pase regular cada media hora (si bien se puede ver cuando es la próxima sesión en un tablón fuera del mismo), nos darán unas gafas para ver en 3D, con lo que la sensación de que lo que vemos está justo delante nuestro es considerable, y a la par se utilizan ráfagas de viento, sonido, luz, agua, para conseguir que lo que vemos en la pantalla tenga el mayor de los realismos. Hasta el año pasado, y no tengo constancia de que hayan cambiado este aspecto, la película iba de la caza de unos dinosaurios que se habían escapado. En esta atracción pueden subir todo tipo de personas, sin necesidad de acompañamiento.

La última atracción de esta zona es la de LOS RÁPIDOS. Simulando la parte alta de cualquier río, nos montaremos en unas barcazas que flotan sobre un gran flotador y de forma circular. Esta es la tercera atracción de agua del parque. En un canal en el que corre el agua con cierta fuerza, la barca chocará contra las olas rompiéndolas y mojando el interior de la misma. Por si esto fuera poco, tenemos en el recorrido una cascada, un géiser, y un grifo que cae justo en el centro de la barca. La edad es de 6 en adelante y también hay limitación de alturas, con un mínimo de 1’10.

Gran Avenida:

Esta es la zona que nos encontraremos nada más entrar por la entrada principal. En esta zona sólo nos encontraremos con una atracción, pero será la zona en la que se concentren los espectáculos y los fuegos artificiales que despiden el día en el Parque.

La atracción en cuestión es el CINE VIRTUAL O SIMULADOR VIRTUAL. En este caso nos encontramos en una habitación, sentados plácidamente en unos asientos que no parece que vayan a suponer nada especial. Las luces se apagan, baja la barra de seguridad y comprobamos que en la pantalla somos un gran tronco en un aserradero… pues bien, vamos a vivir las sensaciones que tendría un tronco en esa situación, con los asientos que se mueven para todos lados y que te dejan la espalda bastante molida. Es una buena atracción, bastante conseguida. La película del tronco es la correspondiente a la del año pasado, creo que este la han cambiado. El CINE VIRTUAL, a diferencia que el CINE 4D, sí tiene limitación de edad, de 6 en adelante y sólo podrán entrar aquellos con alturas comprendidas entre el 1’22 y los 1’98.

Zona Infantil:

Esta es la zona en la que sin duda se respira más magia por metro cuadrado. La zona de los que realmente se lo pasan bien en el Parque. Aquí, en una zona no demasiado grande, hay concentradas un buen número de atracciones, así que no me guiare por lo de nos vamos a la izquierda o a la derecha, e iré enunciando cada una de ellas…

MINI FLUME: esta es el ASERRADERO, pero para críos. Con barcas que son igualmente troncos, podrán subir hasta 4 niños por barca, siempre que su peso no impida que la barca se mueva (hay casos reales de esto hasta con 3 niños). La MINI-FLUME, es para niños de 3 a 12 años, y los de 3 a 6 deberán subir acompañados. Aquí llega un punto importante… Señores, estamos en la zona infantil y el máximo de edad es de 12 años… si pone que los niños deben subir acompañados, evidentemente no es por sus padres, que hundirían las barcas, sino por otros niños… en caso de que la criatura vaya sola, se la suele sentar con algún otro niño que no le importe que suba con él/ella.

TREN ELEVADO: una atracción para toda la familia. Del mismo modo que el Zeppelín recorre la parte adulta del parque, el Tren Elevado recorre exclusivamente la zona infantil. Terminantemente prohibido montar con helados (lo digo porque justo al inicio de la fila hay un quiosco de helados, y no es la primera vez que la gente se queda sin montar pos ese capricho de comprarse un cucurucho mientras espera la fila). Suele haber una gran cantidad de gente esperando para montar, pero el ritmo es fluido y no se suele esperar demasiado. Los menores de 6 años deberán ir acompañados.

MINI PIRATA: si conseguís que esta atracción esté abierta cuando vayáis, no lo dudéis, estáis en vuestro día de suerte. Hacer que el crío monte todo lo que quiera, porque suele abrir unas 5 veces al año y siempre depende de que sobre personal de otras atracciones, si no es el caso, la atracción permanece cerrada. Para edades comprendidas entre los 3 y los 7 años, los niños de 3 y 4 años deberán ir acompañados (ya os dije, por otro niño).

BABY BARCAS: sin duda alguna la atracción más aburrida de todo el parque. Barcas que giran sobre un eje central a una velocidad para dormir a las pobres criaturas. En esta atracción pueden montar menores de 3 años, que es lo que la hace atractiva para aquellas madres con churumbeles de esas edades. La edad máxima es de 9 años.

AUTOS BABY: vamos, los Pitufos de toda la vida. Coches que circulan por unas vías que recorren distintos cuentos clásicos. Para niños entre 3 y 9 años, los de 3 y 4 deberán ir acompañados.

BABY SELVA: la PÉRGOLA en chiquitito. Tío-vivo para todos los peques, incluidos los menores de 3 años. La edad máxima es de 9 años.

CABALLOS DEL OESTE: caballos trotones que circulan por una vías atravesando el lejano Oeste. Esta es una atracción con muchísimo éxito entre las chicas y no voy a explicar los motivos que todos somos mayorcitos. En esta atracción el mínimo de edad son los tres años, sin límite máximo, por lo que los padres pueden montar con los críos.

FIRE- CHIEF: también conocido como EL BOMBERO. Es el mini-T.I.R., por lo que sube y baja manteniendo la superficie horizontalmente estable. Tras unas cuantas vueltas hacia un lado, se dejará a los niños arriba durante un ratito, y se les bajará dando vueltas hacia el lado inverso en el que habían comenzado. Para edades entre los 3 y los 12, los de 3 y 4 deberán subir acompañados.

FORD T: otro clásico del Parque. Esta es otra de las atracciones que sobreviven a la apertura del Parque. Con vehículos que simulan los Ford T típicos del fordismo, iremos sobre unos rieles recorriendo Europa. Para todas las edades y los menores de 6 deberán ir acompañados. Consejo: es muy típico que los coches choquen en la zona de la salida, así que salir lo mas rápido posible una vez que os aseguréis que el operario no va a mover más vuestro coche.

SAMBA BALLOOM: en unos cestos que simulan globos aerostáticos, los niños de entre 3 y 12 años montarán en una atracción de la misma temática que LAS CADENAS.

Mi experiencia

parque de atracciones madrid

En este parque se han celebrado montones de comuniones, cumpleaños,….. Yo personalmente más de una vez, cuando era adolescente he celebrado y he ido a cumpleaños al Parque. El que cumplía los años pagaba la entrada de todos y luego ya, cada uno se pagaba sus atracciones. Ahora mismo esto es algo que nadie se plantea, a no ser que el homenajeado sea de familia de dinero.

Como anécdota de este día, os diré que después de mi comunión, comida y sobremesa, mis padres y sus mejores amigos tuvieron la feliz idea de llevarnos al parque de atracciones, sus amigos tenían 4 hijos y nosotros éramos 3, así que dicho y hecho.

Mis padres, mi hermano de 1 año, unos de los hijos de sus amigos y yo, nos metimos en el Seat 850 que teníamos, los demás se metieron en el SEAT 124 que tenían los amigos y desde El Pardo, donde celebramos mi comunión, caminito a la Casa de Campo.

Nada, estuvimos a 20 metros de la entrada, durante casi dos horas, dentro del coche, atrapados en un enjambre de coches y personas que nos impidieron de todas formas podernos bajar del coche, pero eso sí. Pasamos un calor ……

Desde entonces hasta no hace muchos años, los 10, mis padres, sus amigos y todos nosotros, hemos sido asiduos del parque de atracciones, durante muchos años fuimos todas las tardes/noches de todos los sábados de verano, cenábamos, montábamos en todo y lo pasábamos genial. ¡¡Qué tiempos!!.

Como ya os he dicho el parque tiene un auditorio y aún que pueda parecer mentira, yo actué una vez en este auditorio ¡¡ Qué vergüenza!!.

En el colegio, asistía a clases extra escolares de guitarra y en una ocasión, hubo un festival de colegios y fui elegida entre las que iríamos a tocar al parque de Atracciones. Menos mal que no tuve que salir sola al escenario, éramos un grupo de unas 15. ademas tuvimos que ir de uniforme y con las guitarras a cuestas, con lo que creo que fue la primera vez que estando allí, no monte en nada.
Se me había olvidado, el presentador fue el «gran» Torre Bruno.

He vivido muchas etapas de mi vida en este parque, todas llenas de buenos recuerdos.
Como os decía al principio, cuando éramos pequeños íbamos todos los Sábados por la tarde, cenábamos allí y nos íbamos cuando cerraban.

Luego cuando fui adolescente, también iba casi todos los fines de semana con mis amigos y la verdad es que lo pasábamos genial, claro que entonces, no íbamos con los padres y había que estar en casa alas 10 de la noche.

Mis atracciones favoritas eran, sin ningún lugar a duda, la primera «el pulpo», ademas de «el látigo», «El gusano loco», «el Twister», «El viaje al centro de la luna», «7 picos», «el barco del Misisipi» y «la noria».

La noria es realmente espectacular, las vistas desde allí arriba son geniales, se ve todo Madrid.

Del Braco del Misisipi, que ahora ase llama «la reina de África» tengo dos anécdotas que os voy a contar para que os riáis un rato a mi costa.
En una ocasión fuimos con mis padres y un compañero de oficina de mi padre. Ya era tarde y como había poca gente este barco ya estaba apagado y yo, que siempre he sido culo inquieto, pedí que lo pusieran en marcha para montar y así lo hicieron. Era la primera vez que montaba. Todo fue muy bien hasta que llegue al final, que hay que atravesar un rulo enorme de madera que da vueltas y poco a poco va aumentando su velocidad, si te caes estas perdido, es muy difícil levantarse. Bueno, a lo que iba. Cuando llegue a este rulo, me dio un ataque de pánico y no era capaz de cruzarlo, por lo que empece a gritar «paren esto por favor» y lo pararon para que pudiera salir.

No os he explicado en qué consiste, aún que muchos lo conoceréis, Por dentro son unos pasillos muy estrechos, en el suelo hay un trozo que es un rulo de madera que se mueve y tienes que andar sujetándose en las paredes. En otros tramos hay dos listones de madera, en uno, un listón sube y otro baja, y en otro uno se mueve para adelante y otro para detrás simultáneamente y tienes que avanzar por ellos. Pues en el rulo, una amiga que venia detrás, por no caerse se agarro a mí, casi me caigo yo también y llevaba unos zuecos de tacón alto (ya sé que no era lo más adecuado para el parque), se me engancho el tacón y se me rompió. Tuve que volver a casa con el ratón roto, en el metro, haciendo tres transbordos, que son los que había desde Batan hasta estrecho, la estación más cerca de mi casa.

Luego llego la etapa, en la que empece a salir con mi ex y la jodimos, con perdón, nunca quiso ir, porque le daba miedo montar en todo y llegar hasta allí en metro o coche, por si le atracaban, no volví a ir hasta que me separe y empece a ir con mis hijos y mis padres, época en la que solo estaba en la zona infantil.

Ahora solo monto en los rápidos. La verdad es que con los años te vas volviendo más miedoso y ademas las atracciones de ahora, tienen un montón de contraindicaciones, que me afectan por completo.
Empiezas a leer y pone cosas de este estilo:
No montar si tiene problemas de espalda, de respiración, enfermedades hepáticas o intestinales,….. Vamos que hay mucha gente totalmente sana o nadie lee estas contraindicaciones.

A si que ahora, cuando voy, quitando los rápidos, los coches antiguos y poco más, lo que hago en mirar como se divierten los demás.

Bueno, no pensé escribir una opinión tan larga, pero los buenos recuerdos que tengo del Parque de Atracciones se lo merecen. Este es mi pequeño homenaje.

¿Quieres reservar una guía?

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.