Tras visitar la oficina de turismo de Aranjuez, me explicaron que para visitar la Casita del Labrador es necesario hacer una reserva telefónica, pues la visita a este palacio sólo se puede realizar de manera guiada. Pues dicho y hecho, mediante teléfono, hice la reserva, y a la hora pude acceder a la visita.

Cada visita comienza a las medias horas. Yo accedí a la visita de las 12:30, durando unos cuarenta minutos y encontrándose en la parte más alejada respecto del casco histórico y dentro de los Jardines del Príncipe.

Como nota curiosa inicial recuerdo que la guía nos indicó que teníamos que colocarnos unos patucos parea no deteriorar los suelos y mármoles del Palacio. Así fue, pues tienen una sala inicial habilitada para ello, donde pudimos colocarnos los patucos sin coste adicional al de la entrada.

También recuerdo que los ventanales permanecen casi cerrados y la luz tenue para evitar el deterioro de las estancias, de sus tapices, sedas, pinturas y frescos.

Se nos comentó que la construcción fue muy rápida, en apenas doce años, lo que supone algunas deficiencias constructivas, especialmente como se mostraba en algunos suelos. Fue dirigida por Juan de Villanueva.

Sí recuerdo el contraste entre esas posibles deficiencias arquitectónicas con el lujo decorativo. Se trata de una casa como de campo, pues la casa real sólo pasaba cortos períodos primaverales en Aranjuez, estando esta casa destinada a lugar de recreo. Así destacan los mármoles, estando todas las salas decoradas con suelos distintos, las sedas en las paredes y un lujo extraordinario en cualquiera de sus salitas y gabinetes.

Casa del Labrador, ¿dónde está?
Booking.com

Puede el visitante encontrar el lujo también en oratorios, salas de juego y de baile, e incluso una estancia destinada a retrete. Una sala con bustos clásicos y algún curioso reloj dejarán también un grato recuerdo al visitante. Uno de los relojes más destacados es uno que tiene una estrella que va ascendiendo hasta las doce y que cae al inicio de una pirámide tras llegar a la parte más alta al coincidir con esa hora.

Recuerdo que con el carnet de estudiante puede acceder a la entrada con precio reducido, sencillamente mostrando dicho carnet.

Por cierto, como detalle a tener en cuenta. Como todos los monumentos de Patrimonio Nacional, para los residentes en la Unión Europea, los miércoles la entrada es gratuita.

Una visita que me agradó y que debe ser como imprescindible para quien quiera pasar un agradable día en Aranjuez.