A Madrid se le conoce como la villa porque esta formada por cuatro puertas de entrada (la puerta de Alcalá, la puerta de Toledo, puerta de hierro y la puerta de San Vicente) de todas la mas conocida es de la que os voy a hablar ahora.

A continuación encontrarás toda la información y mi opinión sobre La Puerta de Alcalá, un monumento que no te puedes perder en tu visita a Madrid.

Historia

En el siglo XVI, Madrid era una ciudad que estaba rodeada por un cerca, una muralla de materiales no muy resistentes que tenía como objetivo que la ciudad no siguiera creciendo de forma desorbitada y sobre todo fiscal, para poder controlar todo lo que entraba y salía y poder cobrar aranceles. Había varias puertas en esta cerca.

Felipe III, rey contrajo matrimonio con Doña Margarita de Austria. Este monarca creyó necesario construir una puerta monumental, que estuviera a la altura de una persona como Doña Margarita. Esta puerta se denominó Puerta de Alcalá, porque estaba ubicada en el camino que une Madrid con la hoy ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Esa puerta no estaba donde hoy la conocemos, sino a medio camino entre la actual y la Fuente de Cibeles.

Carlos III, conocido también por los madrileños como “el mejor alcalde de Madrid”, decidió que esa puerta no le gustaba, y que habría que construir una mucho más adornada. Y de ahí nos llega la puerta que tenemos hoy en día, y que es símbolo de la ciudad. La puerta fue acabada en 1778.

¿Quieres reservar una guía?

La Puerta de Alcalá aúna historia y arte, ya que si te fijas bien tiene como unos agujeritos en su piedra… “vaya, qué descuidados estos madrileños que no lo arreglan”, pensarás… pues estos agujeritos se produjeron durante la invasión francesa, a principios del siglo XIX, y por tanto son parte de la historia de Madrid y de toda España, y por tanto se dejan ahí. Hay que recordar que la Puerta estaba cerca de donde esos señores taaan majos (que nos intentaron invadir y no pudieron) establecieron su polvorín, el Palacio del Buen Retiro, del que hoy nos quedan dos edificios y el jardín.

¿Dónde está La Puerta de Alcalá?

Esta puerta es el elemento principal de la Plaza de la Independencia, plaza que se encuentra en la intersección de la Calle Alcalá, Alfonso XII y Serrano (estas dos últimas se inician aquí, la primera hacia el sur y la segunda hacia el norte).

Puedes llegar:

  • Yendo hasta la mencionada plaza en coche, pero aparcar es difícil, y si es en horario de parquímetro, tendrás que pagar. Tanto Alcalá como Alfonso XII son calles bidireccionales, pero Serrano es solo de bajada, es decir, en dirección a la plaza.
    Para abandonar esta plaza, que es hoy en día una rotonda, se puede hacer por Alcalá o Alfonso XII, pero no por Serrano. Para ir en dirección norte hay que coger cualquiera de sus calles paralelas, el Paseo de Recoletos o Claudio Coello.
  • En metro: bajando en la estación de Retiro de la línea 2(roja).
  • En autobús: al estar en pleno centro de la ciudad, está en el camino de muchas líneas de autobús, lo que hace una opción muy viable para llegar.
  • En tren: se puede llegar desde Atocha (todas las líneas de Cercanías) o desde Recoletos, la siguiente estación. Desde ellas, el paseo hasta la plaza será de unos diez-quince minutos, que parecen dos, porque se transcurre casi siempre entre bellos edificios.

Su entorno

Se encuentra en pleno corazón de la ciudad.  Esta plaza da al Parque del Retiro, que le hace todavía estar en un enclave más privilegiado. Mirando hacia el oeste, se ve la Fuente de Cibeles y más al fondo el comienzo de la Gran Vía.

Puerta de Alcalá, ¿dónde está?
Booking.com

La plaza se configura hoy en día como una rotonda normal, de forma circular, con unas aceras muy anchas.

La Puerta de Alcalá está en el centro de la plaza, rodeada de unos cuidados adornos florales, que hacen que sobre todo desde el aire hagan la estampa mucho más bonita.

La Puerta es obra de un grande de la época, Don Francisco de Sabatini, que tiene también trabajos realizados en la cúpula de San Francisco el Grande o en el Palacio Real, entre otros.

La Puerta se compone de cinco arcos. Los dos laterales son de forma rectangular, y eran usados como entrada y salida de personas a pie. Los arcos centrales, acabados en forma circular, son los utilizados para los carruajes.

La puerta tiene dos aspectos bien diferentes: hacia el este, la puerta tiene semicolumnas, mientras que hacia el lado oeste tiene pilastras.

Esta Puerta se encuentra rematada por grupos de esculturas. Sobre el arco central, la puerta tiene un frontispicio con la inscripción “REGE CAROLO III. ANNO MDCCLXXVIII”.

Mi opinión

Es uno de los monumentos más famosos de Madrid, y por tanto, de los más fotografiados. Este monumento atrae a visitantes, y por tanto, da a conocer esta ciudad a millones de personas.
Creo que está en un emplazamiento excepcional, a pocos pasos de otros monumentos. Esta puerta se ha ganado el cariño de los madrileños, que desde pequeñitos la conocen, y de la gente que viene de otros sitios y que por canciones o por cualquier otro motivo hace que siempre que se menciona la palabra Alcalá piensen en esta monumental puerta.

Tiene un gran defecto, desde mi punto de vista. Hace décadas se construyó en una calle no muy lejana la Torre de Valencia, un edificio de ladrillos marrones que no nos aporta nada de belleza si lo vemos… y que además representa un problema para fotografiar la Puerta desde Cibeles, porque aparece justo detrás, como un cuernecito… fíjate en las fotos y la distinguirás.

Pues en verla rápido se tarda … quince segundos, lo que tarda cualquiera en llegar, hacerse una foto para contar que ha estado aquí y seguir para adelante.

Sin embargo, hay que pararse a verla detenidamente, para ver los pequeños detalles, los dos lados, la inscripción, las esculturas… En fin, que cinco minutos podemos estar sin problemas.
Luego, la visita se puede complementar de muy diferentes maneras, ya que la Puerta está muy cerca de distintos lugares a visitar. El Parque del Retiro, la calle Alfonso XII, que acaba en Atocha, el Ministerio de Agricultura, la Cuesta de Moyano, el Museo de Antropología, el Panteón de Hombres Ilustres… eso hacia el lado “menos conocido”, pero hacia el oeste se llega a la Plaza de Cibeles, donde nace el Paseo del Prado, con un gran número de cosas por ver según vamos yendo hacia el sur; la calle Alcalá y la Gran Vía, que se extienden hacia el oeste; o el paseo de Recoleto, hacia el norte, que muere en la Plaza de Colón, donde se inicia el largo Paseo de la Castellana…

Anécdotas de La Puerta de Alcalá

Cuando se construyó tenía normas de acceso, al ser una de las puertas que estaban en la muralla que rodeaba Madrid, el arco central, que es el más grande, estaba reservado para el rey y los nobles, los siguientes para las personas de clase media alta, y los laterales pequeños para la gente más sencilla.

Los vanos tenían en su origen rejas que se cerraban todos los días al atardecer.

Entre las restauraciones que ha experimentado desde su creación la Puerta de Alcalá, la mayor se realizó en 1993. Durante el tiempo que duraron los trabajos, el monumento permaneció tapado por un telón con un dibujo de Antonio Mingote que reflejaba escenas madrileñas, y que actualmente se conserva en el Museo de la Ciudad.

Es uno de los monumentos más visitados de Madrid, y es, desde mi punto de vista, mucho más bonito verlo de noche por su iluminación.

Fue declarado monumento nacional en 1976.

Ha sido testigo de batallas (Guerra de la Independencia, Guerra Civil), atentados (asesinato de Eduardo Dato) , manifestaciones, conciertos, discursos….

Victor Manuel y Ana Belén grabaron en 1986 una canción compuesta por los integrantes del grupo musical Suburbano que cuenta la historia de La Puerta de Alcalá, que es además como se llama la canción.

Para visitar en los alrededores

puerta de alcala

  • El Parque de El Retiro
  • La Fuente de la Cibeles
  • El Antiguo Edificio de Correos
  • El Banco de España
  • La Casa de América
  • La Plaza de Colón

Y si queréis andar un poco más El Museo del Prado, el Thyssen….

Para tomar algo en los alrededores :

  • Pastelerías : Mallorca ( en la calle Serrano) , Hernani (en la calle Claudio Coello)
  • Bares o Cafeterías : El Círculo de Bellas Artes (en la calle Alcalá) , Café Gijón (en el Paseo de Recoletos) , Juan Valdez (en la calle Serrano). Otro bonito lugar relativamente cerca que nos ha propuesto nuestra compañera Lara Croft es el The Geographic Club, en Alcalá 141, para disfrutar de sus cócteles con o sin alcohol y de su original decoración .
  • Para comer : VIPS ( en la calle Alcalá ), El Espejo (en el Paseo de Recoletos), para cocina creativa y con una bonita terraza Nihil Prihus, en la calle Marqués de Cubás, 2 y el Restaurante Viridiana, con un ambiente muy especial, en la calle Juan de Mena, 14. También tenéis un restaurante de lujo – Horcher (en la calle Alfonso XII) o el selectivo Club 31 en la calle Alcalá 58