Ya os he hablado con anterioridad del Parque del Retiro, de la Puerta de Alcalá, del Panteón de Hombres Ilustres y de otros lugares de Madrid. Pues hoy toca hablaros de uno de sus lugares más emblemáticos e históricos, por el que han transitado personas de todo tipo y que cualquiera que haya visitado Madrid ha visto.

En toda España disponemos de grandes y bellas Plazas Mayores, y hoy os describo la de Madrid, para que conozcáis un poco más sobre este rectángulo que mantiene su ajetreada vida tras cientos de años de existencia. Además de describir la Plaza, trato de contar pequeños datos desconocidos por mucha gente, como lo que cuento sobre el Arco de Cuchilleros y las Cavas. Espero que os guste.

Sus inicios

Para ver los orígenes de la plaza hemos de remontarnos seis siglos atrás, hasta el siglo XV, cuando a las afueras de lo que por aquella época era el Madrid Medieval, tenía lugar el mercado de la Villa. Por aquella época, esta plaza se llamaba Plaza del Arrabal, que es el nombre más antiguo que se conoce de la Plaza. Aquí, todo tipo de gentes acudía a comprar sus bienes. Pero la Plaza no tenía nada que ver con la que vemos hoy en día.

En estos tiempos se levanta una primera casa, también porticada como las de hoy, que regulaba los movimientos comerciales en la plaza. Como podemos ver entonces, ya se concibieron los edificios porticados como lo que tenemos hoy.

Pero en 1561 tiene lugar el establecimiento de la Corte en Madrid, y ello impulsa una serie de reformas en la ciudad que obbiamente también tocan a la Plaza del Arrabal.

En 1580 Felipe vI, el mismo Rey que decidió traer la Corte a Madrid, manda al genial arquitecto Juan de Herrera que lleve a cabo una remodelación integral de la plaza. Juan de Herrera comienza el derribo de edificios para llevar a cabo su proyecto.

¿Quieres reservar una guía?

En 1590 y a cargo de Diego Sillero se levanta el primer edificio embrión de los que tenemos hoy, la Casa de la Panadería, pero que no tenía su apariencia actual.

Tras llevarse la Corte unos años a Valladolid y cambiar de opinión más tarde, Felipe III encargó terminar las obras en 1617 a Juan Gómez de Mora, arquitecto entre otros del Real Monasterio de la Encarnación. Gómez de Mora concluye la plaza en 1619.

Por tanto, en 1619 ya tenemos la Plaza, aunque con varias diferencias con la de hoy en día, de las que podemos destacar dos:

  • Las casas de la plaza eran de dos pisos más que actualmente.
  • La Plaza hoy está totalmente cerrada; se accede y se abandona la plaza pasando bajo arcos. Pues en esta época, los edificios eran independientes, y por tanto las siete calles para abandonar la plaza eran calles normales, sin arcos. Esto se puede apreciar muy bien en el plano de la ciudad que hizo Pedro Teixeira en el siglo XVII.

Estáis en el corazón del Madrid, por muchos motivos, entre otros porque aunque parezca que el tiempo aquí esta detenido esta es una plaza muy viva. Como ya os he dicho la mando construir Felipe III, y se la encargo a Gómez de Mora, que la terminó en 1620. Las cifras impresionantes, pero para no cansaros solo os diré tres, 136 casas, 437 balcones y 3700 habitantes, mucha gente para ser el siglo XVII no?.

Plaza Mayor de Madrid, ¿dónde está?
Booking.com

Pero no la vemos tal y como fue construida, sufrió tres grandes incendios, en 1631, 1672 y 1790, así que le encargaron a Juan de Villanueva (autor del museo del Prado) que la remedara, y él se encargo de darle el color que tiene y de sustituir la madera por piedra. Aunque el listo de Franco la pinto de gris (algunos dicen que para que no llamara la atención y fuese bombardeada durante la guerra) y hasta 1992 no consiguieron lavar todas las fachadas para recuperar el color original, las pinturas originales de la Casa de la Panadería no pudieron recuperarse son parecidas pero nuevas.

Si echáis un vistazo alrededor veréis que es una plaza porticada, típica castellana, de ellos nueve son los arcos que tienen salida al exterior. Puesto que hemos entrado por la calle de la Sal os los enumero empezando por él y siguiendo hacía la izquierda, son:

  • calle de la Sal.
  • calle de Felipe III.
  • calle del Arco del Triunfo.
  • calle del 7 de Julio
  • calle Ciudad Rodrigo.
  • calle de Cuchilleros
  • calle Toledo
  • calle de Botoneras
  • calle Gerona.

Como supondréis el Arco que da paso a cada calle recibe el nombre de la misma, así por ejemplo el que da paso a la calle Cuchilleros es el Arco de Cuchilleros.

Entre el Arco de Triunfo y 7 de Julio está la Casa de la Panadería, es la fachada de los dibujitos, recibe el nombre porque antiguamente aquí había una tahona, y además era la Casa del gremio de panaderos, del mismo modo justo la de enfrente es la Casa de la Carnicería, ahora son dependencias municipales y oficina de turismo. Tenéis que tener en cuenta que esta es la zona medieval de Madrid por ello los gremios estaban agrupados en toda esta zona, y veréis que los nombres de las calles hacen referencia a ello (calle esparteros, cuchilleros, botoneras, bordadores etc..) Para mí toda esta zona, sigue siendo el de las tiendas raras, porque por extraño que parezca aun es posible encontrar una esparteria en esparteros, o una cordelería en la calle del cordel. Pero eso ya os lo enseñare si algún día callejeamos, solo deciros que cualquier cosa que necesitéis por extraño que os parezca lo encontrareis.

Qué ver en la Plaza Mayor de Madrid

Voy a destacar los lugares principales de la Plaza, sin extenderme mucho.
En general, las fachadas de la plaza presentan las mismas características: fachadas de ladrillo con arcos de granito y tejado de pizarra con ventanas en él. La plaza está totalmente porticada.

  • Casa de la Panadería: ocupa la parte norte de la Plaza. En ella podemos ver los ya comentados frescos de la fachada de Carlos Franco, hechos con motivo de la Capitalidad Europea de la Cultura de 1992.
    La Casa de la Panadería presenta dos torres y un bello escudo de España.
  • Casa de la Carnicería: está en el lado sur de la Plaza, frente a la de la Carnicería. Su estilo es igual que el de su vecina, con dos torres, pero sin los frescos de la fachada.
    Hoy en día alberga laJunta Municipal del Distrito Centro, pero su futuro como tal no está nada claro, ya que se piensa llevar éste a la Plaza de la Villa y que este edificio sea un Parador de Turismo.
  • Estatua de Felipe III: esta estatua en bronce la terminó Pietro Tacca en 1616. Este escultor es el mismo que erigió la estatua de Felipe IV en la Plaza de Oriente. Nos presenta al Rey Felipe III a caballo, y una placa que nos recuerda que esta estatua estuvo en la Casa de Campo hasta que Isabel segunda eligió ponerla en el centro de la Plaza Mayor, como pone en la placa del pedestal sobre el que se asienta la estatua. Esta placa reconoce que Felipe III mandó construir la actual plaza y restableció la capitalidad de Madrid.
  • Arco de Cuchilleros: es el más famoso de los arcos de la Plaza. Desde él podemos bajar a las Cavas, que son calles que ocupan el antiguo foso de la muralla.
    Desde las cavas, podemos observar detalles de la Plaza Mayor inapreciables desde la Propia Plaza.

La estructura de los muros que sostienen la Plaza es curva, y ello ha permitido que los edificios no se caigan. Lo puedes ver mejor en la foto que adjunto.

En las rejas de muchas ventanas se observan unos huecos. Ello se debe a que la diferencia de altura de las cavas a la Plaza Mayor es de dos pisos. En las noches madrileñas de hace siglos, las mercancías que se iban a vender el día siguiente llegaban por las cavas, y por los huecos de las rejas se enganchaban poleas para poder subirlas hasta la altura del mercado.

Usos históricos

Ha sido utilizada para todo tipo de acontecimientos, como corridas de toros, actos de la Inquisición, mercado, zona de ajusticiamiento…

Como ya hemos comentado, esta Plaza comenzó siendo un mercado, que debido a su ubicación se convirtió en un lugar indispensable para todos los madrileños.

Debido a que pequeña no es, en ella se celebraron los autos de la Inquisición. Y como no, corridas taurinas desde sus inicios. Se ponían gradas por la plaza para que se viera mejor todo, dando cabida a decenas de miles de personas. Además, la gente que vivía en ella se asomaba a sus balcones para ver todos los festejos.

Hoy en día también hay desde luego acontecimientos en ella.

  • Es el lugar al que llega la cabalgata de Reyes cada 5 de enero… bueno, debido a las obras que hay por Madrid, en este 2008 no llegará. Desconozco los años venideros lo que pasará.
  • Todos los domingos hay un mercado de filatelia y numismática. Me podréis ver a veces comprando por ahí. Los vendedores ponen sus pequeños puestos con sellos y monedas principalmente, pero hay también gente que vende chapas antiguas, postales, tarjetas, décimos de lotería, figuritas, cartas, calendarios… y lo que os podáis imaginar (la semana pasada vi tres cascos de guerra tipo Gila).
  • Mercado de Navidad: Llega la navidad a Madrid, y ahí vamos todos, a la Plaza Mayor, a ver los puestecitos con piezas para el belén, pelucas, artículos de broma, serpentinas… en fin, todo para disfrutar de las fiestas. Tienen de todo… bueno, no todo, porque debido a la gran cantidad de gente que hay, a veces falta espacio para poder andar bien. Pero bueno, es un clásico de la Navidad madrileña.
  • También es normal ir un día y ver que hay algún tipo de exposición en la Plaza. Yo recuerdo este año una sobre Castilla y León, otra sobre Euskadi y otra sobre gastronomía.

Nombres que ha recibido la plaza mayor

Aquí os pongo por orden cronológico los nombres que ha ido teniendo la Plaza. Por orden de los que mandaban en cada época, se ha ido poniendo el nombre a gusto del mandatario. Por ejemplo, 1812, año de la PEPA, la Plaza, como las demás mayores de España, pasó a llamarse de la Constitución. Desde 1939 conserva su tradicional y actual nombre. Esperemos que siga así mucho tiempo.

  • Plaza del Arrabal.
  • Plaza Mayor.
  • 1812. Plaza de la Constitución.
  • 1814. Plaza Real.
  • 1820 a 1823, de 1833 a 1835 y de 1840 a 1843: Plaza de la Constitución.
  • 1873. Plaza de la República.
  • 1876. Plaza de la Constitución.
  • 1939. Plaza Mayor.

Las calles de los alrededores tienen, por lo general, nombres de profesiones o de ciudades. Los nombres de profesiones vienen dados porque en ellas se establecieron los diferentes gremios.

¿Cómo llegar?

Os recomiendo el transporte público, ya que la Plaza está en pleno centro de Madrid, rodeada de pequeñas callejuelas que hacen difícil y muy cansado ir en coche propio. De todas formas, hay un parking subterráneo en la Plaza.

La Plaza tiene nueve entradas con arcos. Estas son las calles por las que podemos acceder, comenzando por la más cercana a Sol y siguiendo el orden de las agujas del reloj:

Calle de la Sal, Calle Zaragoza, Calle Gerona, Calle Botoneras, Calle Toledo, Calle Ciudad Rodrigo, Calle del 7 de julio, Calle del Arco del Triunfo y Calle de Felipe III.

Vamos a ver cómo podemos llegar:

Metro: la opción principal es la de bajar en Sol, estación en la que confluyen las líneas 1, 2 y 3 (azul, roja y amarilla) del Metro de Madrid. Aquí, salimos por la Calle Mayor y nos dirijimos a la calle de Postas, por la que llegaremos a la Plaza. Luego ya el resto de paradas de metro se encuentran a una distancia considerable, así que Sol es nuestra arada para ir a ver la Plaza.- Autobús : la Plaza goza de una situación privilegiada, y ello hace que se pueda acceder en autobús desde cualquier lugar de Madrid de forma fácil. Vamos a destacar los siguientes:

  • 3 PTA.DE TOLEDO-PZA.SAN AMARO
  • 6 PZA.DE BENAVENTE-ORCASITAS
  • 17 PZA.MAYOR-COL.PARQUE EUROPA
  • 18 PZA.MAYOR-VILLAVERDE CRUCE
  • 23 PZA.MAYOR-EL ESPINILLO
  • 26 PZA.TIRSO MOLINA-DIEGO DE LEON
  • 31 PZA.MAYOR-ALUCHE
  • 32 PZA.DE BENAVENTE-PAVONES
  • 50 PTA.SOL-AVENIDA DEL MANZANARES
  • 65 PZA.BENAVENTE-COL.GRAN CAPITAN

Pero hay que tener en cuenta que en esta lista faltan muchos autobuses que debido a las obras han cambiado el recorrido. Hay muchos que terminaban en Sol y ahora en Sevilla, como la línea 20 (PAVONES-SOL), y no los he querido incluir porque aunque es agradable ir desde Sevilla a la Plaza Mayor y nos llevará a lo sumo quince minutos, actualmente están lejos para los que no quieran andar mucho.

En total si juntamos los primeros que he dicho y los segundos, estos son los autobuses: 3 , 5 , 6 , 15 , 18 , 20 , 23 , 26 , 31 , 32 , 50 , 51 , 52 , 53 , 65 y 150.

Tren: actualmente hay parada en la macroestación en Sol, que nos hará más fácil llegar. También tienes la opción para el tren de ir hasta Atocha (todas las líneas de cercanías) y coger la línea 1 de metro (azul) en dirección Pinar de Chamartín.

Para comer

En la propia Plaza y en sus alrededores hay muchísimos bares y restaurantes, dependiendo si nos apetece comer unas tapitas o una comida ya más tranquila. Muchos de etsos locales tienen muchos años de experiencia. Algo típico de la Plaza Mayor son los bocadillos de calamares, que son muy famosos.

Una opción fácil para comer es irse de tapas, porque conoceremos muchos sitios distintos y comeremos bien.

Obviamente, los sitios serán un poco más caros por estar en un sitio importante y céntrico.
Te puedes sentar a tomar algo en cualquiera de los bares que en plena Plaza Mayor ponen sus terrazas.

Información turística

plaza mayor madrid

En plena plaza encontramos el Centro de Turismo. Se halla en la parte baja de la Casa de la Panadería, en el número 27. En él, el turista que llega a Madrid por primera vez dispone de todo tipo de ayuda que le facilitará la visita a la ciudad.

Dispone de conexión a internet para que los visitantes puedan ver la web del Patronato de Turismo de Madrid. Te podrás bajar el plano de metro al móvil y calcular rutas.
Hay una tienda con distintos artículos con el nombre de Madrid.

La vez que visité este punto de información fue para comprar un ticket para la Ruta del Madrid de los Austrias. Aquí se pueden comprar los tickets para las rutas del Patronato de Turismo, con descuentos para jóvenes.

En definitiva, un lugar para visitar si queréis conocer más sobre Madrid.

Abierto: todos los días del año.
Horario: de 9:30 a 20:30.

Motivos para visitar la Plaza Mayor de Madrid

Pues voy a tratar de convencerte rápidamente con una resumen de lo mejor.

  • Está en el centro de Madrid.
  • Está a poca distancia de otros monumentos.
  • Es muy bonita.
  • Refleja la historia de Madrid.
  • Gastronomía genial.
  • Todo tipo de exposiciones muy distintas entre sí.
  • Los domingos hay monedas y sellos y de ahí te bajas al Rastro.
  • Hay tiendas de souvenirs.
  • Genial Centro de Información.

Espero que os haya gustado este paseo por la Plaza Mayor de Madrid, y que los que aún no la conocéis paséis a verla, porque merece la pena, tanto por su belleza actual como por su larga historia, en la que ha albergado a todo tipo de personas.