Esta opinión está indicada sobre todos a aquellos que no sois de Madrid, y que en cualquier momento podréis venir a mi ciudad de turismo, trabajo, estudios o cualquier motivo, y me gustaría que conocieseis uno de los sitios más bonitos de esta ciudad, aunque si Felipe II levantara la cabeza, probablemente la volvería a meter en el hoyo si ve la situación actual del parque más grande de España, y uno de los mayores de Europa, la casa de campo, sitio de encuentro de todas las culturas, nacionalidades y razas , que últimamente se ha visto deteriorado hasta niveles insospechados, debido al tremendo problema de la prostitución.

Este parque fue creado allá por el siglo XVI, y empezó como un jardín de reyes, en donde la realeza se juntaba separada del populacho para sus fiestas y conmemoraciones más rancias, haciendo un uso partidista propio de la época, pero que afortunadamente cambió con el paso del tiempo.

Conozco la casa de campo desde niño, y han sido muchos los ratos que he pasado por ella, y son muchos los motivos y los sitios dignos de ver en este bello parque. Lo primero que destacaría es su facilidad para acceder, ya que encontrándose en el oeste de Madrid, son muchas las puertas por las que se accede, aunque la principal, es la que se encuentra al lado del río Manzanares, llamada por ello “puerta del río”. Se puede acceder en coche por la carretera de Extremadura y por la de la Coruña, aunque también se puede entrar en ella a través del transporte público. Las estaciones de Batán y de Campamento, te dejan en el corazón del parque, accediendo también a los dos lugares más conocidos del mismo: el parque de atracciones y el zoo de la casa de campo, aunque antiguamente (allá por los años 70) se encontraba en otro parque de Madrid, en el retiro, en la llamada casa de fieras. Dejando el coche y el metro a un lado, destacar también la posibilidad de acceder a través del teleférico, que se coge por el paseo de rosales, y te deja en uno de los sitios más bonitos de la casa de campo, en donde al salir a la izquierda nos encontraremos con un precioso mirados, en donde tendremos la posibilidad de encontrar una de las mejores vistas de la ciudad.

La amplitud del parque es tremenda, hablando un poco de memoria creo que supera con creces las 1.700 hectáreas, con lo que podréis imaginar que es imposible describiros todos y cada uno de los rincones de este paraje.

Empezaré por destacar el que es el sitio más conocido fuera de los que os mencioné antes, y es el estanque sito muy cerca de la puerta principal, estanque en donde se practica el deporte de la piragua y en donde podremos darnos un paseo por una de las múltiples barcas que se alquilan en dicho estanque. Antes y hasta no hace mucho tiempo también se podía dar una vuelta en un transbordador, pequeño pero coqueto, pero que debido a las gamberradas de los de siempre, quedó echo añicos en un fuego intencionado. Alrededor del estanque también tenemos múltiples chiringuitos en donde tomar un refrigerio o algo de comer, sobre todo en los días de mucho calor.

Para los qué hacéis deporte, la casa de campo brinda muchísimas posibilidades. Tiene circuito de footing alrededor del estanque y muchísimos senderos que pueden recorrerse paseando, corriendo o en bicicleta (a pesar de que ahora hay señales de que han prohibido circular en bici, pero con respeto se puede sin problema o al menos no multan de momento)

Casa de Campo Madrid, ¿dónde está?
Booking.com

El sitio más alto de la casa de campo es el llamado cerro de garabitas, aunque aquí solo se llega en bici o andando , ya que la carretera para los coches está cortada. Como es la zona más alta os podéis imaginar que lo que más llama la atención son sus vistas, aunque a mi juicio y debido a que da a una zona más despoblada, son peores que las que se encuentran al lado del teleférico. A destacar también la zona de aves exóticas que se ha creado por la propia naturaleza y según cuentan los ecologistas debido a las muchas aves que se han escapado de domicilios particulares, y que se han ido a establecer en este sitio.

Otra de las zonas mas visitadas en la casa de campo son sus pabellones cerrados para convenciones y muestras de todo tipo, exposiciones, fiestas para niños en navidad, etc. Se encuentran la lado de el lago, y la estación de metro con el mismo nombre, tiene una salida específica para este sitio. Si disponéis de un buen nivel adquisitivo, daros un homenaje en los restaurantes de currito o Guipúzcoa, (sobre 60 euros) seguro que lo agradeceréis, yo por lo menos así lo hice, máxime cuando fui invitado, me refiero a currito.

Creo que ya no me queda más que añadir, simplemente recordaros que merece la pena echar un día en visitar y recorrer esta maravilla de parque, que debido a la impotente actuación de nuestro gobierno municipal, está cada día en peor situación, pero que a pesar de ello sigue destacando sobre otros de parecidas características.

Mi opinión sobre la Casa de Campo

lago casa de campo

La verdad que llevo tiempo pensando en escribir esta opinión o no, porque he pasado muy buenos ratos en este lugar y le tengo un gran cariño, porque he vivido momentos muy bonitos. A mi abuelo le encantaba pasear y cuando tenia un rato libre venia a buscar a su nieta para pasear y a veces nos íbamos a coger piñones o nos sentábamos en alguna de las mesas con bancos, porque era muy típico ir los fines de semana a comerse la tortilla , eso si no había merenderos.

¿Quieres reservar una guía?

Los domingos cuando hacia buen tiempo mi padre nos llevaba a la Casa de Campo, a pasear aprovechando que teníamos una perrita y también aprendi a montar en bicicleta. También quedábamos varios amigos porque nuestros padres nos llevaban allí a jugar porque no había problemas con los coches, mientras ellos hablaban tranquilamente.

En el colegio como estaba cerca de la Casa de Campo, cuando teníamos clase de ciencias naturales y cuando el tiempo lo permitía nos llevaban a la Casa de Campo para enseñarnos los arboles, la fauna (porque hubo un tiempo en que había muchas liebres, yo pensaba que habían desaparecido pero hace poco estuve paseando y vi correr una).

Hay un estanque en la zona de el Lago, con barcas de remo, y también piraguas porque creo recordar que estaba la federación de piragüismo, también había un barquito que recorría el lago. La verdad que el tamaño es muy reducido y para los que viven en zona de costa puede parecer ridículo, pero a mí me encantaba montar en el barquito y remar porque en Madrid no hay playa . Pero sin embargo no puedo recomendar visitarlo porque es una de las zonas más degradadas de la Casa de Campo, y no me refiero que la vegetación no este bien cuidada, sino por el estado de inseguridad en el que vive la Casa de Campo. Y por eso me duele escribir enormemente esta opinión pero me he decidido porque he recordado los buenos momentos que he vivido en ella, y por ejemplo mi sobrina no puede disfrutar, y por eso escribo.

Si hoy en día sigue habiendo gente que corre, que monta en bicicleta que pasea, que da una vuelta a los perros… pero en zonas muy concretas y a horas muy determinadas.

En torno a los años ochenta al ser una zona muy tranquila aprovechada por parejas para pasear tranquilamente, comenzaron a darse caso de exhibicionistas y de violaciones, a mujeres que paseaban tranquilamente pero no solo por la Casa de Campo, sino por las cercanas y la llevaban a la Casa deCampo.

También comenzaron a venir drogadictos y empezaron casos de atracos y de verse jeringuillas por el suelo. También las prostitutas comenzaron a instalarse y cada vez el fenómeno se va ampliando, con los problemas sanitarios que conlleva para todos.

LA verdad que aunque es difícil controlar una zona tan extensa creo que deberían tomarse medidas para ello, y no me refiero a acondicionar áreas de recreo que lo hacen, pero si no se puede pasear tranquilamente no creo que sirva de mucho. También han puesto restricciones al paso de coches pero no sé si será efectivo o no.

En cuanto a recomendarlo pues la verdad era una de las zonas mas bonitas de Madrid y por eso lo recomiendo pero con mucho cuidado, sin llevar nada de valor y no adentrándose mucho.