Esta opinión sobre Aranjuez ha sido como una especie de terapia, era uno de mis sitios favoritos y he vuelto allí esta semana después de más de diez años sin ir.

He comprobado sus cambios, aunque menos de los que me esperaba al menos en el casco histórico, solo en las afueras, en dirección hacía Madrid, las nuevas urbanizaciones de casas unifamiliares, el flamante Hospital del Tajo y el Casino, serían lo más destacable, además del Centro de Estudios Superiores Felipe II que se ha ubicado en la localidad, perteneciente a la Universidad Complutense donde se imparten por ejemplo Traducción e Interpretación, Comunicación Audiovisual, Bellas Artes y Turismo o Ciencias Empresariales

Cómo ir

Aranjuez es una localidad situada a 46 km. de Madrid, entre las confluencias del río Jarama y el río Tajo, a la que se puede llegar desde la estación de Atocha a través del tren de cercanías (línea C-3) , o a través de la línea de autobuses que sale de la estación Sur de Méndez Alvaro, o en coche recorriendo parte de la A-IV ( yo siempre entro por la salida 37 -norte), que atraviesa el antiguo puente sobre el Jarama, con sus leones un tanto deteriorados.

Otra manera de llegar más bucólica y turística es acercarse en el Tren de la Fresa, que realiza el recorrido desde la estación del AVE de Atocha hasta la estación de Aranjuez en una réplica del tren inaugurado en tiempos de Isabel II, con sus máquinas a vapor y los vagones de madera, , para transporte de productos de la huerta Aranjuez y también viajeros (como curiosidad se puede decir que fue la segunda línea ferroviaria inaugurada en España). Este tren funciona durante los meses de marzo a junio y las azafatas vestidas de época ofrecen a los viajeros una degustación de fresón, en el billete se incluye una visita panorámica a Aranjuez, una visita guiada al Palacio Real y al Museo de Falúas (antiguas embarcaciones reales) . Los precios son de 24 € para adultos y 16 € para los niños, e incluye todos los traslados.

Un poco de historia

Los orígenes de Aranjuez como Real Sitio se remontan a la época de Felipe II, que decidió ordenar la construcción de un Palacio Real a Juan de Herrera, aunque el palacio sufrió graves incendios en el siglo XVII, debido a que una gran parte del edificio era de madera, por lo que la estructura que podemos visitar hoy pertenece al período de los Borbones. Felipe V, es el primer rey que crea allí la llamada Corte de Primavera. De esta época son los paseos en falúas (embarcaciones reales ) recogidas hoy en un Museo cerca del embarcadero del Jardín del Príncipe, la Casa del Labrador, El Palacio de Godoy, y el de los Duques de Medinaceli,

Ya en el siglo XVIII se inicia el desarrollo urbanístico con calles rectas, nuevas plazas y normas de edificación. Muchos de esos edificios históricos y el trazado urbano se mantienen hoy, por lo que Aranjuez fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1984, y en año 2001 es declarado como Ciudad Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hoteles cerca de Aranjuez
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Madrid
Buscar

Para visitas culturales

Lo primero que podemos destacar es el casco histórico de Aranjuez, el centro neurálgico es la Plaza de la Constitución, donde se ha realizado una reciente remodelación, que en fin.., para gustos los colores. En un lado de la plaza está el Mercado de Abastos, si paseamos por sus calles, descubrimos : palacetes, conventos, grandes plazas y calles amplías.

Yo destacaría La Casa de Oficios y Caballeros y la Casa de los Infantes que bordean la gran plaza de San Antonio (popularmente llamada de la Mariblanca), a la que dan sus maravillosos soportales y donde está situada la Oficina de Turismo.

También podemos visitar la Iglesia de San Antonio del arquitecto Bonavía, que fue también el creador del trazado urbanístico de Aranjuez, que aún se conserva, donde podemos visitar las Antiguas Cocheras de la Reina (actual Centro cultural Isabel de Farnesio y centro universitario Felipe II) , El Palacio de Medinaceli, El Hospital de San Carlos, la Iglesia Alpajés…

Quizás la visita indispensable de Aranjuez sea al Palacio Real, donde predomina el blanco y rojo, puede visitarse de martes a domingo, por 4,5 €, con descuentos para jóvenes y mayores. A pesar de la majestuosidad de todas sus estancias, a mi me encantan el salón de Porcelana y el de los Espejos. Al salir se puede pasear por su Jardín llamado de la Isla, y rodeado por el río Tajo y con varias fuentes de estilo italiano , así como el Jardín del Parterre.

Otro lugar para visitar es el enorme Jardín del Príncipe, ya diseñado en el siglo XVIII, siendo la mejor época para verlo el otoño por la cantidad de tonalidades de sus árboles, donde destaca la Fuente de Apolo, y el estanque con sus templetes, en uno de sus extremos está un palacete llamado la Casa del Labrador, que se llama así por haber sido construido encima de una casa de labradores, donde se celebraban las fiestas reales, actualmente está en plena restauración, siendo aquí lo más destacado el Salón de Baile, el Salón de la Reina Mª Luisa, el Cuarto de Platino o la galería de las estatuas, aunque es digna de mención la escalera principal de mármol y caoba.

Para los horarios de visitas y las tarifas se puede consultar la Página de Patrimonio Nacional.

Para hacer otro tipo de cosas

Es un lugar muy llano ideal para recorrer en bicicleta, también se pueden alquilar piraguas para recorrer el Tajo, si no te gusta andar tienes el «chiquitren» que recorre Aranjuez o el barco turístico que recorre el río, o lo más especial de todo sin duda un vuelo en globo aerostático.

Existen paseos arbolados como las Doce Calles, que rodean las huertas históricas de Aranjuez. Otros lugares que se pueden recorrer son el Mar de Ontígola, un humedal considerado como reserva natural protegida por la variedad de especies de fauna y vegetales ; también podemos contemplar el llamado Cortijo de San Isidro, creado en la época de Carlos III como modelo de explotación agrícola.

Para comer

El Rana Verde (un clásico con vistas al río), El Corral de la Abuela, El Castillo 1806 (se accede a través de un puente cruzando el Tajo y está situado en los jardines del Principe), un italiano el Vivaldi, o en un americano Cookery , aunque yo quizás destacaría casa Pablo, en la calle Almíbar, todos los platos que he comido allí han estado siempre deliciosos, aunque no es especialmente barato. Si lo que preferís es un helado, tenéis la heladería Remo en la calle Stuart. Y si lo que queréis es degustar los productos típicos de Aranjuez como espárragos y fresones, hay unos quioscos en la entrada de la localidad situados alrededor de una plaza donde es posible hacerlo según se llega o se sale de la ciudad

Fiestas de Aranjuez

Las fiestas de Aranjuez se dividen en dos

30 de mayo, San Fernando

Estas son las fiestas que más me gustan,(nos lleva hacia el veranito!). Son las fiestas locales de nuestro patrón, podemos disfrutar durante una semana de diferentes actividades y actos culturales,como también, de una semana llena de verbenas celebradas en la bonita plaza de la Mariblanca (todas ellas gratuitas).

Algo que nos ofrecen estas fiestas, y que no os debéis perder, es el Descenso Pirata del Tajo, que consiste en una «carrera» de barcas creadas por los participantes a lo largo del rio Tajo, original y entretenido, os encantara.

El recinto ferial, la verdad es que deja mucho que desear, situado entre ambas carreteras, no tiene mucha capacidad para albergar muchas atracciones, pero tampoco esta del todo mal, disfrutaremos de atracciones y poder pasar un buen ratillo disfrutando con los mas pequeños.

También se celebran diferentes actos entre los que se encuentran las «verbenas de los barrios» o diferentes actos que se celebran en el Centro Cultural Isabel de Farnesio,  como pueden ser teatros, exposiciones ,etc…..

5 de septiembre, la Feria de Aranjuez

Estas fiestas son mas entrañables ya que se celebra el conocido «Motin de Aranjuez» una representación de la vida de Godoy donde sus participantes, preparándose durante meses para la susodicha representación, nos deleitaran vestidos con trajes de la época ,de este famoso Motín celebrado en el Palacio de Armas.

También nos ofrece como en las anteriores fiestas de Mayo, numerosas verbenas, fuegos artificiales, nuestro recinto ferial así como también el Descenso del Tajo, opciones que no podéis dejar pasar si venís a nuestras Fiestas.

Curiosidades

A Felipe II, se le ocurrió la idea de hacer navegable el Tajo y su afluente desde Aranjuez hasta Lisboa, uniendo las dos capitales, algo que evidentemente no fue posible.

Una de las fiestas más populares de Aranjuez recuerdan el Motín contra Godoy en 1808 que produjo la abdicación de Carlos IV a favor de su hijo Fernando VII, y se celebran la primera semana de septiembre, aunque este Motín tuvo lugar en el mes de marzo, todos los años vecinos de Aranjuez realizan una representación, vestidos de época, en el Patio de Armas del Palacio Real

Sus jardines sirvieron de inspiración a Joaquín Rodrigo para su famoso Concierto de Aranjuez, una de cuyas adaptaciones es la canción cantada en los años 60 por Richard Anthony y que he utilizado como título de la opinión «Aranjuez, mon amour».

Mi recorrido por Aranjuez

Como os acabo de decir, está muy cerca de Madrid capital, a unos 45-50 km nada más, así que si vais en coche se tarda nada. Nosotros fuimos en cercanías desde atocha (línea C-3, revisad los horarios pero van cada media hora aproximadamente) y se tardan 40 minutos, así que genial también.

El viaje se hace corto, vas viendo el paisaje y además los trenes son nuevos y bastante cómodos. El precio de ida y vuelta son 5’80€, así que es un precio más que asequible, aunque si os digo la verdad no piden el billete ni hay tornos ni nada, así que nos podíamos haber colado perfectamente, pero bueno, somos honrados y pagamos, jejeje.

Una vez que llegamos a la estación de Aranjuez es muy fácil llegar al palacio, que es el monumento que está más cerca. Se tardan unos 5-10 minutos en llegar y no tiene pérdida, puesto que al salir de la estación sigues la calle hasta que cruza una calle grande y giras a la izquierda hasta encontrarte el palacio. Es muy fácil llegar (además de que hay indicaciones) y es agradable ir paseando en el camino que hay entre unos cuantos árboles, y algo que comentamos nosotros es que estaba todo en un silencio total, pasaban pocos coches y acostumbrados al ruido de Madrid nos gustó mucho.

Cuando se llega al palacio os recomiendo que os paséis por el puesto de información que está al lado y pidáis un plano, nosotros ya llevábamos uno que encontré en internet, pero bueno, nunca viene mal tener otro más grande. Además os pueden informar acerca de los horarios de los monumentos y de diferentes dudas que tengáis.

Después nosotros dimos un paseo por la plaza elíptica y los jardines del Parterre, que son preciosos y donde se encuentra una fuente que me encantó, os pondré una foto para que la veáis. Son muy grandes estos jardines y están perfectamente cuidados, así que os recomiendo verlos al completo, porque también hay un puente donde pasa el río Tajo que va desde los jardines al palacio (aunque no está abierto al público, está vallado), pero tiene unas vistas preciosas y podréis hacer un montón de fotos que merezcan la pena. Los Jardines cierran a las 18:30 y es gratis entrar.

Después podéis descansar y comer en la plaza de las parejas, donde tenéis vistas del palacio e impresiona verla casi por completo rodeada de arcos. Luego nosotros fuimos a ver el palacio real, que nos costó 2’50 euros cada uno con el carnet joven, pero sin él cuesta 5 euros, así que es un buen descuento.

Queríamos coger una «entrada pack» para ver los salones oficiales, las habitaciones privadas y las falúas (barcos de verano de los reyes, que lo vi por internet y parecían preciosos!), pero era una visita guiada y cuando fuimos ya no las daban por la hora, así que cogimos la visita normal. El palacio cierra a las 17:30 y merece mucho la pena verlo, tiene las habitaciones preciosas, con las paredes pintadas o con decoraciones (muy recargadas, eso sí 😛 ) pero muy bonitas. La que más nos gustó fue una con decoración árabe y otra que tenía en las paredes y techo como figuras de chinos, jajaja, era muy graciosa!

Otra cosa que nos pareció muy curiosa y que nos llamó mucho la atención fue una habitación que pertenecía a Alfonso XII y dónde había dos tablones con pesas de madera envueltas en terciopelo rojo, ¡me quedé alucinada! Había de varios pesos diferentes y también había un aparato de gimnasia para fortalecer los brazos (iguales que los que hay en los gimnasios, esos en los que te sientas y tiras de dos cuerdas), pero en madera también. Me pareció muy curioso que en aquella época ya tuvieran aparatos tan parecidos a los de ahora y que se preocuparan tanto por el físico, jejeje.

El palacio es lo que más se tarda en ver, por eso a nosotros no nos dio tiempo a ver las falúas, que nos dio rabia porque nos apetecía verlas pero bueno. También cierran a las 17:30 y la entrada son 3 euros y con carnet joven se quedan en 2 euros nada más.

Después de ver el palacio seguimos paseando para ver el centro de Aranjuez, y vimos varios patios más, la fuente de Mariblanca y la Capilla de San Antonio, muy bonita, sobretodo por fuera.

También merece la pena ver el Ayuntamiento y la Plaza de la Constitución, muy bonita y animada, donde se puede descansar un ratito tomando un café o un refresco, porque hay un montón de terrazas ahora que hace buen tiempo. Además está pegada a la zona de compras, que es un cuadrado formado por la calle de las Infantas, la calle del Foso, la Avenida de la Plaza de Toros y la calle del Almíbar. Hay muchas tiendas donde comprar regalos y souvenirs, aunque ayer como era fiesta estaban la mayoría cerradas pero bueno.

aranjuez

Dentro de esta zona también podéis ver el Antiguo Hospital de San Carlos en la Plaza de San Pascual, que es un edificio antiguo que se usaba para curar a los oficiales del palacio hasta el siglo XIX. La verdad es que nos acercamos a verlo y daba algo de yuyu verlo así, medio abandonado, con las ventanas rotas, la puerta medio abierta y con una cadena…no sé, estaba bastante descuidado, pero tuvo que ser muy bonito.

Y por esa zona también podéis ver la Plaza de Toros, que no es gran cosa, pero bueno, está al lado, así que no cuesta nada pasarse: P

Ah, y que no se me olvide, nos pasamos también por una exposición que estaba sólo hasta mayo sobre «catapultas y máquinas de asedio» que nos gustó un montón. Nos costó 3 euros con el carnet joven (que anda que no le sacamos partido, ¿eh? Jajajaja) y aunque es muy chiquitita, pero si vais a Aranjuez antes de mayo os recomiendo que os paséis. Está en el centro cultural de Isabel de Farnesio.

Bueno, y para aquellos que queráis jugaros los dineros, jejeje, tenéis muy cerquita también el «Gran Casino de Aranjuez», que es uno de los más famosos de Madrid. Supongo que habrá que ir súper arreglado, como a todos estos sitios, jejeje.

En definitiva, es una ciudad muy bonita para ir a visitar algún día que os apetezca salir de la ciudad, y aunque es chiquitita y no hay muchísimas cosas para ver, es perfecta si queréis pasear tranquilamente y disfrutar de unas vistas preciosas. Además es muy barato ir, nosotros nos gastamos 16 euros cada uno en todo el día (eso sí, llevamos bocadillos de casa), y nos gastamos más porque el agua era carísima al estar la tienda al lado del palacio, pero bueno.

Pues hasta aquí llega mi experiencia en Aranjuez, no os pongo la historia de la ciudad ni más datos «técnicos», jejeje, porque podéis verlos en la web del ayuntamiento de Aranjuez, que está muy completa y que a nosotros nos sirvió para obtener toda la información sobre los sitios, qué ver, cuánto costaba, horarios, dónde comer, dónde alojarse si os quedáis varios días, etc.