¡Buenas a todos! Me he animado a escribir la opinión sobre Faunia por una historia muuuuy larga jajaja, el caso es que fui hace unas semanitas con mi novio y se supone que hoy iba a volver a ir con mis padres, pero al final lo hemos dejado para el fin de semana que viene. Así que imaginaos si merece la pena el zoo que iba a repetir y todo, a pasar un día con mis padres en Faunia! Es algo que ni yo podría haberme imaginado hace unos meses xD, pero bueno, basta de rollos, que yo venía a hablar de Faunia. En esta opinión intentaré dar la mejor información posible por si os animáis a ir o tenéis en mente hacer una visita ^.^ Espero ser clara, no irme por las ramas y ayudaros en todo lo posible. Allá voy =)

¿Qué es Faunia?

Bueno, a grandes rasgos se podría definir a Faunia como un parque zoológico, nada más lejos de la realidad. Claro, en nuestra cabeza cuando pensamos en un zoo imaginamos un lugar en el que hay animales de todas las clases, especialmente felinos, y están por ahí desperdigados. En el caso de Faunia no es así. Me explico: hay animales, sí, bastantes, pero no están como en un zoo, ahora mismo se me ocurre el zoo de Madrid.

Faunia es un lugar más didáctico y está todo más ordenado, los animales están localizados por áreas, tal y como lo estarían en su hábitat natural. A sí mismo, Faunia se define como “el parque de la naturaleza” (o algo parecido creo recordar). Con cada animalito podemos ver placas con una clara función pedagógica, que explican muy bien ante qué tipo de animal nos encontramos, su alimentación, hábitat, etc… La verdad es que es un lugar muy bonito y muy recomendable para ir con niños ^.^(y no tan niños, que yo me lo pasé como una enana =P).

Cómo llegar a Faunia

Llegar a Faunia es muy sencillo, podemos elegir entre transporte público o transporte privado (vamos, el coche de toda la vida xD).

En el caso de que elijáis transporte público, tenéis la posibilidad de ir en:

  • Autobús: 8, 71 o 130. El 71 creo que te deja directamente en la puerta, pero no estoy 100% segura.
  • Cercanías: Vicálvaro.
  • Metro: línea 9, parada Valdebernardo.

Para ir en coche tenéis que coger la carretera de Valencia saliendo desde la M30, o eso dice mi padre ya que yo en coche no tengo ni idea de cómo ir. Pero está bien señalizado.

Yo fui en el Metro y la verdad es que hay una tiradita desde la boca del metro hasta la entrada de Faunia, es recomendable hacerse un mapita o algo para no perderse (yo es que como fui con mi novio pues bien, porque de orientación ando bastante mal…). Me parece que lo más recomendable es el autobús si no conoces la zona porque te deja en la puerta o relativamente cerca.

En Faunia hay parking pero cuesta 4 euros estar el tiempo que quieras, así que no lo veo excesivamente caro porque tienes el coche cerca y recogido, no tienes que preocuparte de él.

¿Qué precio tiene?

Bueno, no es que sea muy barato que digamos, pero hoy en día nadie regala nada y la verdad es que es un dinero muy bien invertido. Estos son los precios por persona:

  • Adultos (12-59 años): 23 euros.
  • Infantil (3-12 años): 17 euros.
  • Senior (más de 60 años): 17 euros.
  • Las familias numerosas tienen un 15% de descuento y es imprescindible que presenten el libro de familia acreditándolo.
  • Con el carnet joven la entrada cuesta 19,50 euros.

También hay un programa especial llamado “Un día inolvidable en Faunia” que incluye:

  • Entrada libre a Faunia.
  • Ruta guiada de 90 minutos acompañados por un biólogo especializado.
  • Asistencia al entrenamiento de mamíferos marinos y aves rapaces.
  • Almuerzo buffet en los restaurantes (primer plato, segundo plato, postre, pan y bebida). El precio de esta opción es para los adultos 25 euros y para los niños y seniors 21 euros. Este programa sólo es para grupos claro, no te van a dar a un biólogo para ti y tu pareja xD, pero es bueno saberlo ^.^

Tengo que destacar que hay multitud de descuentos en casi cualquier sitio y en Faunia los aceptan. Me explico: yo fui con mi novio y él tenía un 2×1 aplicable a 6 personas, de modo que pagabas tres entradas y las otras tres te salían gratis, en nuestro caso nos salió una gratis. Este descuento se lo dieron en Caja Madrid creo. Pero a mi padre UGT le dio descuentos de 7 euros con cada entrada aplicable a 6 entradas, de modo que nos vamos a ahorrar 21 euros en las tres entradas. Y ya digo, en casi cualquier sitio hay promociones y descuentos para Faunia, sin ir más lejos en al revista local de mi pueblo (San Sebastián de los Reyes) dan 5 euros de descuento para seis personas. Así que no tenéis excusa para no ir por el precio ehh jajaja.

Faunia, ¿dónde está?
Booking.com

¿Qué es lo que vas a ver en Faunia?

Pues todo a su debido tiempo… después de esta gran introducción explicando las cosillas que más nos suelen inquietar a todos, paso a contaros qué es lo que vais a ver dentro de Faunia: animales xD. Sí vale, a grandes rasgos es eso, veréis muchos animales, pero eso es algo que ya sabiáis así que lo mejor será concretar un poquito qué animales. Siguiendo el plano que nos dan a la entrada cuando compramos las entradas, éste es el itinerario que iremos viendo si caminamos por la ruta que nos dicen…

  • La Granja: recomendado especialmente para niños (o eso dicen en Faunia). Aquí podremos ver burros pequeñitos muy graciosos, unas cabras y cerdos vietnamitas (que a mí me parecieron horrorosos xD), así como unos pequeños ponies preciosos. Huele un poquito mal (como cualquier granja supongo) pero se aguanta bien. Podemos dar de comer a las cabras ^.^, eso sí, pagando 50 céntimos por un puñadito de comida.
  • Lago: en el lago podremos observar carpas y distintos tipos de aves, como los maravillosos flamencos, que aquí hay una cantidad considerable y son muy bonitos. También hay cisnes y patos, y algún que otro tipo de ave acuática que no consigo recordar el nombre. Hay monos capuchinos también, muy graciosos, pero sólo se pueden ver de lejos (bueno, como todos los animales del Lago). El lago está un poco sucio, para qué mentirnos.
  • Casa de las Mariposas: aquí entramos en una especie de cabañita con mucha humedad en la que ¡las mariposas están sueltas! Revolotean por encima de ti e incluso se te posan… también hay una enorme araña (creo que es una tarántula) pero esa está encerrada jejejeje. Las mariposas son enormes y realmente bonitas.
  • Colmena: como su propio nombre indica, es una gran colmena en la que se puede ver la vida en el interior de un panal, tocarlo y oír a las abejas shhhhh ¡qué grima!
  • Jungla: una vez que entras dentro sientes como si estuvieras en una verdadera jungla… el ambiente está muy logrado, es húmedo y tropical, hay una vegetación frondosa y preciosa… y unos animales maravillosos: diversos tipos de loros, tucanes (oh my God qué preciosa criatura), serpientes (me parecen que eran cascabel pero no me hagáis mucho caso), iguanas, tortugas, más serpientes (pero de las grandotas), un caimán, peces tropicales… Lo mejor es que te dejan entrar en un recinto en el que hay unos monos graciosísimos a los que es recomendable no tocar porque tienen muy mala leche jajaja. También hay un gran acuario en el que podemos ver más peces, manatíes (son imponentes, enormes) y un pez enorme que según decía la descripción era el pez más grande de agua dulce (pero no recuerdo el nombre T_T). Cada hora reproducen una tormenta tropical y está muy, pero que muy lograda, dura unos diez minutos y es genial.
  • La noche: aquí podemos ver animales nocturnos como búhos o murciélagos (no sabía que hubiera tantas clases de murciélagos jejejeje). También hay enormes boas, un dragón y, lo mejor, una preciosa pareja de linces. Sin duda es el animal más bonito que existe ^o^, es una maravilla poder contemplarlos.
  • Ecosistema de los polos: aquí hace un poco de fresquito y es que, como su propio nombre indica, ¡nos vamos a los polos! Podemos disfrutar de una cantidad considerable de pingüinos en su hábitat natural, así como verles en el agua nadando a toda leche jajaja y comiendo, son graciosísimos.
  • Naturactiva: es una sala de proyecciones donde te ponen una película titulada “Polvo de estrellas”, que según dice pitones y lechuzas cobran vida saliendo de la pantalla y mezclándose con los espectadores. Por desgracia yo no pude verlo, pero esto es algo que ya comentaré más adelante.
  • Territorio Suricata: es una pequeña explanada en la que unos pequeños suricatas hacen lo que quieren xD, se alimentan, se esconden en sus madrigueras… Los suricatas son una especie de Timón, el animalillo de El rey león, muy graciosos y adorables.
  • Territorio Wallaby: es un pequeño terreno en el que podemos ver wallabies, que son una especie de canguros pequeñitos y emúes propios de la sabana australiana. El emú no es que sea muy agradable, de hecho suelen tener muy malas pulgas. Para el que no lo sepa son como una especie de avestruz, un ave gigante.
  • Jurásico: aquí podemos ver reconstrucciones de los grandes dinosaurios extinguidos, vamos, lo que podríamos ver en cualquier museo arqueológico, sólo que en menor cantidad. También hay fieles reproducciones de monstruos como Godzilla y están muy logrados. Igualmente, hay ordenadores con juegos y programas interactivos para los niños aunque, como ya se sabe, la mayoría están eschacarrados.
  • El nido: en el nido podremos ver pequeños polluelos recién nacidos y una tanda de huevos de los que próximamente nacerán nuevos pollitos. La verdad es que son graciosísimos, aunque recién salidos del huevo son un poco feos. También hay una tira cómica muy didáctica que explica a los más peques cada una de las fases del nacimiento de los pollitos.
  • Misterios bajo tierra: un lugar dónde hay criaturas horrorosas como unos topos que dan mucha grima, pero también preciosas iguanas y una gran serpiente que mete un miedo… también hay ranas albinas muy bonitas y curiosas, peces de todas las clases… es un lugar muy interesante.
  • Bosque africano: un lugar en el que básicamente veremos todo tipo de aves africanas y graciosos lémures, animales un tanto curiosos, yo me quedé prendada de ellos jejejeje.
  • Evolución: aquí podremos contemplar el origen de la vida. Es un lugar muy interesante porque podemos observar un arrecife de coral en formación, medusas, pequeños tiburones y diversos tipos de peces, audiovisuales y, por si te parece poco, un hormiguero en plena actividad y una exposición de insectos, incluyendo estupendas mariposas, disecados. También hay una bonita exposición sobre la Antártica.
  • Isla Mazama: en este lugar podemos disfrutar de capibaras, coatíes y mazamas. Personalmente, las capibaras me parecieron horrorosas e incluso me dieron miedo jejeje, son como una rata enorme (enorme como un cerdo de tamaño).

Aparte de todas estas áreas temáticas, también hay dos lugares en los que ofrecen espectáculos con animales, estos son el Foro mágico y el Teatro Lago.

  • Foro mágico: es un espacio pequeño que está básicamente recomendado para los niños. Dos monitores comienzan dando pistas sobre animales y los nenes tienen que adivinar de qué animal se trata. Posteriormente se lo van mostrando a todo el foro: son una tarántula, dos cotorras y un gracioso y travieso hurón. Es entretenido y los niños se lo pasan genial.
  • Teatro lago: en el Teatro Lago podemos ver una enorme piscina, por lo que ya tenemos una pista de lo que vamos a ver. Un entrenador nos mostrará pequeños truquitos que hacen las focas y el gran león marino. Es muy, muy entretenido, se pasa un rato agradable y el león marino es muy salaó.

Y esto es todo lo que podéis ver dentro de Faunia ^o^

¿Dónde se puede comer en Faunia?

Dentro de Faunia hay dos restaurantes, “El olivo” y “El madroño”. El olivo se encuentra situado frente al lago y puedes gozar de unas vistas muy bonitas (aunque el lago no es gran cosa). La verdad es que son bastante caros teniendo en cuenta que es autoservicio, pero no pagas un menú, sino que tienes que pagar primer plato, segundo plato, bebida aparte y la guarnición aparte también. Cada plato costaba una media de 7 euros, por lo que una comida normal bien podría costar unos 14 euros + bebida (que allí por la bebida cobraban muchísimo). Algo caro, pero bueno.Más económico es el Telepizza, que allí también hay uno, y de precios anda como cualquier telepizza. Asímismo, hay cantidad de kioskos (Capuchino, Búho, Frailecillo, Tejón y Tucán) en los que tomar algún tentempié como perritos calientes, ensaladas, baguettes y “guarreridas” como chucherías y cosillas de esas para los niños. También se puede descansar en las terracitas tomando un cafelito o lo que os apetezca.

Dentro del parque a cada 500 metros (esto es un decir, la verdad es que no sé a cuánto están xD) hay máquinas expendedoras con bebidas de todo tipo. ¿El problema? Que son carísimas, por una botella pequeñita de coca cola podían cobrarte unos 2,50 euros aproximadamente. Mi consejo es llevarse una botellita de agua y rellenarla en los aseos jejejeje.

También debo comentar que no te ponen ningún problema en que lleves la comida de casa y, vistos los desorbitados precios de los restaurantes, es la opción más recomendable. Bocata en la mochila y a comer en cualquier sitio, claro, nada de sentarse en una terraza que eso ya sería tener demasiado morro jejejeje.

¿Se pueden comprar regalos y recuerdos de Faunia?

Pues, como era de esperar en un sitio como éste, hay dos tiendecitas de souvenirs muy majas y, para sorpresa mía, están bastante bien de precio. Está la tienda de la entrada y la tienda de los Polos.

Dentro de ellas puedes encontrar las típicas camisetas, tazas, bolígrafos, bolitas de cristal con nieve en su interior… y luego hay una gran selección de peluches que emulan a todos los animales que hay dentro de Faunia. Estos peluches son magníficos, una cucada de verdad, yo no sabía por cuál decidirme porque si fuera rica me hubiera llevado todos, sin discriminar a ninguno. El precio variaba de unos a otros por el simple hecho de que unos eran de WWF (los del osito panda) y otros no, y claro, por el de WWF te cobraban unos 25 euros mientras que el resto costaba 14-15 euros.

Yo me compré un lemur, un lince y un pingüinito muy mono pequeñín que costaba dos euros y la verdad es que los tres son preciosos. Mi padre nada más ver al lince se enamoró de él (seguro que cuando vayamos el fin de semana que viene se le compra xD). Cada peluche tenía un precio de 15 euros y son de un tamaño considerable, de buena calidad y preciosos, además de que el lince parece un cachorrito de verdad, es taaaan bonito (y como el lince es mi animal favorito pues os podéis imaginar el cariño que le tengo jejejeje).

Así que nada, tenéis dos tiendas para comprar regalitos y son relativamente baratas, ¡otro punto más a favor de Faunia!

¿Merece la pena visitar Faunia?

faunia

Bueno, mi experiencia fue más que buena. Anteriormente ya había ido al zoo y me había encantado, pero tenía en mente que Faunia sería distinto, como más exótico y tropical (tal vez por el tucán que lo simboliza) y en ese aspecto no me defraudó.

Nada más comprar las entradas y entrar, vemos un decorado en el que hay unos pingüinos y nieve… una chica te obliga (es que te obliga, en serio xD) a posar y te hace una foto. No es obligatorio comprar la foto, claro, pero tienes la opción de tenerla de recuerdo. Yo no me la compré, así que no os puedo decir qué precio tiene, pero seguro que rondaba los 5 eurillos aproximadamente. Me sorprendió mucho que el plano de Faunia te lo cobraran, cuesta 50 centimillos pero vamos, creo yo que al precio al que cobran la entrada ya podrían regalarte el planito (que luego encima no es nada del otro mundo…). Con el plano te adjuntan un horario con las horas de cada espectáculo (generalmente es uno por la mañana y otro por la tarde en el Foro Mágico y el Teatro Lago), así como advierten que cada hora hay tormentas tropicales en la Jungla.

Yo fui al parque natural un viernes, día de diario, y lo bueno es que había poquita gente porque ya había empezado la vuelta al cole, de modo que, quieras que no, se nota y se disfruta más de los animales porque los puedes ver mejor sin aglomeraciones de personas y tal.

Una cosa que no me gustó fue que la mayoría de los animales están protegidos por cristales, de tal forma que hacer fotos es prácticamente imposible y, en ocasiones, es difícil distinguir a los animales (supongo que para personas con problemas de visión, como es mi caso, les costará como a mí). Este es el caso del espacio “La noche”, que está muy oscuro y algunos animales son difíciles de ver. A mí me hubiera gustado ver mejor a los linces, yo creo que por un poco de luz no hubiera pasado nada, pero bueno, algo les vi y con eso me quedo contenta y satisfecha (ya que cuando fui a Doñana fue exclusivamente para ver linces y no vi ninguno ¬¬).

En la Jungla me lo pasé genial, sin duda es el espacio más logrado y, como ya he comentado, parece que realmente estés en la jungla. Los tucanes son preciosos, no me los imaginaba así de bonitos, y el acuario está chulísimo, ves cómo los manatíes nadan por encima de ti y son imponentes, aunque tienen un aspecto muy apacible y son adorables.

La pena es que en la Jungla no vi al caimán por más que miré, a lo mejor se lo habían llevado al veterinario o los viernes no está, no lo sé, pero me quedé con muchas ganas de verle. Por lo demás, la Jungla es de 10, y más cuando descubrimos que podíamos entrar dentro del recinto en el que están los pequeños monitos, que son graciosísimos, daban ganas de meterte a uno en la mochila jajajaja. Y la tormenta tropical está logradísima, comienza a caer un chaparrón de agua y se oye el sonido de los truenos y todo… me encantó.

No pude ver Naturactiva, esa especie de cine, porque estaba cerrado, cosa que me dolió en el alma porque tenía muchísimas ganas de verlo. No sé la razón por la que estaba cerrado, tal vez sólo lo abren los fines de semana (sábado y domingo), porque en la entrada no había horario ni nada. Una pena porque parecía muy interesante, pero bueno.

También me decepcionó el Foro Mágico. Yo antes de visitar Faunia me había estudiado su web de arriba abajo y en la página prometían que en el Foro había crías de tigre a las que se podía acariciar, mapaches y muflones, y hasta recibir a un halcón, y claro, cuál fue mi sorpresa cuando en el Foro me enseñan a una tarántula metida en una caja, dos cotorras que no hablaron nada y un pequeño hurón que los tengo ya más vistos que el Tebeo porque en cualquier tienda los venden… pues eso, una pequeña decepción.
Me extrañó también no ver delfines, pero bueno, tampoco los eché de menos porque el espectáculo con las focas y el león marino me dejó encantada.

Una cosa de la que no avisan en la web es que el Telepizza sólo abre los sábados y domingos, de tal forma que los viernes (o cualquier otro día) tienes que comer obligatoriamente en el restaurante “El Olivo”, que como ya he mencionado, es un tanto caro. Deberían avisar de estas cosas porque luego hay sorpresas, como fue en mi caso.

Quitando estas pequeñas cosillas, el resto del parque me dejó entusiasmada. Si es verdad que se echan de menos a los grandes felinos, pero por lo demás el resto de animales cubre esta pequeña carencia. Son todos fabulosos y se ve que están en muy buenas condiciones, está todo bastante limpio y se ve cómo los cuidadores están limpiando continuamente y cuidando a las criaturas.

El zoo de Madrid es más completo en cuanto animales pero hay que reconocer que últimamente está muy descuidado.

No se puede comparar a Faunia con el Zoo y al Zoo con Faunia, son lugares completamente diferentes.
Yo recomiendo a ambos pero, como aquí estoy hablando de Faunia, os recomiendo ir un fin de semana, que es cuando más operativo está. No defrauda, y está recomendado tanto a mayores como a pequeños, al fin y al cabo los amantes de la naturaleza y de los animales no tienen una edad concreta.
En conjunto fue una experiencia preciosa y, como ya os he comentado al principio, el fin de semana que viene voy a repetir.

¡Os lo pasaréis Faunia! (xD, tenía que decirlo).