Durante muchos años fue una obra inacabada, pues comenzó a construirse en 1883 con la colocación de la primera piedra por el rey Alfonso XII y finalmente como ocurre con muchas de las catedrales que pueblan el mundo, fue la contribución del pueblo mediante una gran colecta la que consiguió el dinero para su acabado y financiación.

Fue inaugurada en 1993. Inaugurada, que no terminada, pues hubo obras y retoques que prácticamente no se terminaron hasta la boda del príncipe Felipe en el año 2004.

Y forma junto con el Palacio Real un conjunto que ofrece, según bajas por la carretera de Extremadura, una vista preciosa de Madrid. Quizás para animarnos a los que venimos desde Móstoles a la vorágine del tráfico de la capital tras haber soportado el correspondiente atasco.

Durante muchos años fue poco más que una fachada que daba al Palacio Real, al patio de la Armería, con una explanada hasta el mismo, donde iba a jugar con mis hermanos. De hecho la portería para jugar al fútbol era el hueco en la fachada destinado a recoger en su día una estatua, que finalmente ha sido la de San Pedro.

Y aunque la parte de la explanada que da a los jardines del moro, aunque ahora es una zona que está en obras, permite disfrutar de unas puestas de sol maravillosas, puestas que tendrás que buscar ahora desde el Palacio Real o desde las terrazas de las cafeterías de las Vistillas, que encontrarás un poco más adelante cuando superes el viaducto.

Dos son las fachadas que tiene: Una la que da al Palacio Real y la otra la que da a la Calle Bailén, que de hecho es la entrada que hay para los fieles, presidida en la entrada que da a la misma por una escultura del Papa Juan Pablo II, al que el pueblo de Madrid tiene especial cariño.

Hoteles cerca de Catedral de la Almudena
Booking.com

Encuentra actividades, visitas guiadas, excursiones, tours gratuitos y más en Madrid
Buscar

Su interior es sencillo y formado por distintas capillas, de estilos muy variados, pues (al igual que ocurría antes) fueron vendidas para financiar la obra de acabado de la Catedral.

Pero en general todo el conjunto es luminoso y colorido. Lo cual del mi parte es de agradecer, pues nunca me han gustado las Iglesias ni las Catedrales oscuras. Es una cuestión personal, pero me invita más a la oración y a la alegría la luz que la oscuridad, quizás porque la luz es alegría y en la alegría está Dios.Destacar las pinturas de Kiko Argüello en estilo neobizantino con las que se decora el ábside y que representan los momentos más importantes en la vida de Jesús. Pinturas llenas de colorido y alegría

Su historia

La verdad que una de las cosas que más llaman la atención es la cantidad de años que tardaron en construirla, siempre estaba en obras por lo que durante muchos años la de San Isidro se la conocía como la Catedral.

La Catedral de la Almudena se edifica sobre la antigua iglesia de Santa Maria. El origen de la Virgen de la Almudena es incierto , aunque en la villa romana de Madrid se daba culto a la Virgen de la vega, en la actual calle de Bailen.

A principios del siglo VII por temor a los ataques de musulmanes los habitantes de Madrid, escondieron la imagen de la Virgen en un cubo de la muralla romana para evitar que la imagen fuera profanada.

El emir Muhammad I mando edificar sobre las orillas del Rio Manzanares una fortaleza conocida como Mayrit. Se edifico esta fortaleza por la posición estratégica de Madrid controlando varios pasos montañosos y por su cercanía a Toledo, que permitía defenderla de los ataques cristianos y de las sublevaciones internas de Toledo, ya que sus habitantes estaban descontentos por la perdida de poder (en época visigoda la capital era Toledo).

A los Cristianos se le permitió mantener su culto pero en el año 916 el Templo se convirtió en mezquita. Cuando la villa fue reconquistada definitivamente por Alfonso VI (1083) se restablece el Culto cristiano en la iglesia de Santa María. En la noche del 9 de noviembre de 1085 el muro de la cuesta de la Vega se derrumbo y cuando fueron a reparar la muralla descubrieron la imagen.

Otra cuestión que plantea discrepancias entre los estudiosos es de donde procede la advocación de la Almudena. Pero básicamente se barajan las siguientes hipótesis:

  • su cercanía a un almudin o alhondiga para guardar el trigo.
  • por encontrase cerca de un almud o medida árabe de cuesta de la vega.
  • el nombre deriva de Alma Donosa (Nuestra Señora).
  • Pero lo mas probable es que se la denomine así porque se encontró en la almudayna o ciudadela de Madrid.

Según la tradición esa imagen se perdió durante un incendio de la Iglesia de Santa María, en el reinado de Enrique IV. Aunque no existen datos fidedignos de cuándo se tallo la actual imagen parece que debió de realizarse en el siglo XV o XVI.

Cuando Felipe II traslada la capital de España a Madrid (1561) se hablo de la necesidad de que se construyera la Catedral de la Almudena.Sin embargo Felipe II estaba más preocupado por la construcción del Monasterio de El Escorial, y la archidiócesis de Toledo puso impedimentos.

Felipe IV y su esposa Doña Isabel de Borbón, intentaron relanzar el proyecto. Se estableció una junta para tratar sobre la construcción de la Catedral de la Almudena y acordaron que el arquitecto seria Juan Gómez de Mora.

En el siglo XIX Alfonso XII, tras la muerte de Doña Mercedes (muy devota de la Virgen de la Almudena) relanza el proyecto, porque quería que sirviera de enterramiento a su esposa, que al no tener descendencia no podía enterrarse en el panteón del monasterio de el Escorial.

Piglesiaara construir la Catedral de la Almudena se tenia que derribar la antigua iglesia existente. El proyecto definitivo se acordó en año 1880. Las obras se iniciaron en el año 1883.

La Catedral se edificaría en un solar cercano al Palacio Real, terreno cedido por Alfonso XII. Cubas diseño un anteproyecto de estilo neogótico, aunque con bastantes deficiencias , solucionadas en el proyecto de 1881. Se puede conocer el proyecto neogótico de Cubas gracias a una maqueta de la Catedral, diseñada al mismo tiempo que el proyecto de la Catedral.

Los trabajos de cimentación comenzaron en 1881 y en año 1883 se ponía la primera piedra de la cripta. Pero el gran tamaño de la cripta y lo caro que salía por los materiales que tenia que usarse hicieron que se tardaran bastante en construir.

En 1907 Isabel de Borbón ponía una de las ultimas piedras de la girola y en el año 1911 se abrió la cripta al culto.

En el año 1944 se convoco un Concurso Nacional de Arquitectura para intentar terminar la Catedral. Los ganadores fueron Fernando Chueca y Carlos Sidro, que solucionaron los grandes problemas que planteaba el proyecto de Cubas: redujeron volúmenes, abandonaron el estilo neogótico, aprovecharon los elementos ya construidos.LAs obras se reiniciaron según el nuevo proyecto que buscaba no desentonar con el cercano Palacio Real.

En 1965 las obras volvieron a paralizarse por problemas con el ayuntamiento de Madrid. En el año 1984 el Cardenal Suquia creo un patronato para intentar terminar las obras. De estas maneras la Catedral pudo dedicarse el 15 de junio de 1993, oficiando la misa el Papa Juan Pablo II. En ese día quedaban muchos elementos interiores sin terminar pero destacaban el Retablo de Juan de Borgoña en el brazo capilla del crucero dedicado a la Almudena, el cuadro de Ricci, y el Cristo de Juan de Mena.

Las medidas de la Catedral son de 102 metros de longitud y 73 de altura.En cuanto a los estilos arquitectónicos destacar que hay una mezcla: neoclásico en el exterior; neogótico en el interior y neorománico en la cripta.

La fachada de ordenes superpuestos entre las dos torres, dan a la Plaza de la Armeria enfrente del Palacio Real.

Destaca la Cúpula del crucero del Templo con un tambor octogonal donde se abren cuatro ventanas.

A diferencias de otras catedrales que están orientadas este-oeste, la de la Almudena esta orientada norte-sur, debido a que se considera como parte integrante del conjunto del Palacio Real. Esta construida en piedra de Novelda (Alicante) y granito de Colmenar Viejo.

Curiosidades de la Catedral de la Almudena

Si se baja por la Cuesta de la Vega (la que une la calle Bailén con la de Virgen del Puerto), en uno de los laterales del muro de la antigua muralla, se puede ver en un nicho la réplica en piedra de la imagen de la Virgen de la Almudena que se encuentra en la Catedral.

La talla de dicha imagen fue esculpida en el siglo XVI en madera de pino. Tampoco es la original pues esta según la tradición fue traída por el Apóstol Santiago o uno de sus discípulos allá por el año 38.
Cuando los árabes invadieron la península, los habitantes de Magerit (la antigua Madrid), temerosos de que la imagen cayera en manos de los «infieles», la escondieron y fueron transmitiendo el secreto de su localización de generación en generación.

Pero como ocurre con las cosas que se guardan muy bien para no perderlas (como ese papel que de repente te pide hacienda y que lo tienes tan bien guardado que no sabes dónde), cuando el rey Alfonso VI el valiente tras haber reconquistado Madrid y posteriormente Toledo, oyó hablar de la imagen escondida y quiso verla.

Para tal fin se dirigió al Villorio de Madrid, pues apenas era otra cosa y exigió que le mostraran la imagen. Pero la encargada de recordar su localización, no conseguía hacerlo, por lo que el rey enfadado dio un plazo para que dicha imagen fuera encontrada, pues si no, destruiría las murallas de la ciudad, con lo que esta quedaría indefensa.

Cumplido el plazo, antes de cumplir la amenaza, el rey organizó una procesión, que cuando se encontraba en la cuesta de la Vega se detuvo ante el grito de María, la joven que debía recordar el lugar dónde se encontraba la imagen. En dicho momento se desmoronó un muro al pasar junto a un granero y allí milagrosamente apareció la imagen.

¿Sabéis de dónde procede el nombre Almudena (aunque ya os hemos dado pistas en su historia)? Como todas las palabras que empiezan por «al», su origen es árabe. Puede provenir de la palabra «Almud» que es una medida de trigo (como homenaje al granero frente al que se la encontró) o de «almudayna» que significa en el muro, por el lugar en el que fue encontrada.

¿Debes visitarla?

catedral de la almudena

Si eres de Madrid, creyente o no, es un crimen que aún no hayas ido a visitarla, pues aparte de su belleza, es un pedazo de historia, aunque sea reciente de nuestra ciudad.

Si vienes de fuera a visitar nuestra ciudad, es seguro que no vas a perderte el Palacio Real, con lo que aunque sea un cuarto de hora, podrás dedicarle a la visita de la Catedral, pues está justo al lado.