Museo Nacional de Ciencias Naturales

En el centro de Madrid, cerca de la glorieta de Emilio Castelar se erige uno de los mejores no solo de Madrid sino de toda Europa, el Museo de Ciencias Naturales, y eso que he visto muchos.

Es el clásico museo que hace que los pequeños visitantes se interesen por las Ciencias Naturales a través de una importante colección de varios géneros, entre los cuales destaca el taxidermista, uno de los mejores que he visto. También destaca la planta dedicada a los animales prehistóricos, también muy interesante. Por último destacar el apartado dedicado a la Entomología, que cuenta con piezas muy valiosas.

Este museo era una de las asignaturas pendientes que tenia desde hacia muchos años pero espere a que mi hijo fuera un pelín mayor para llevármelo y que apreciara todo su contenido.

¿Cómo llegar?

oso pardo en el museo nacional de ciencias naturales

Se encuentra situado en la Calle José Abascal , 2 en Madrid y es de muy fácil acceso desde el Paseo de La castellana aunque por lo conflictivo de la zona para aparcar os aconsejo coger o bien las líneas de autobús: 7, 12, 14, 27, 40, 45, 147 y 150 o bien el metro con las siguientes paradas como las mas cercanas: Gregorio Marañón, Nuevos Ministerios, Ríos Rosas.

Para cualquier duda podéis contactar con el teléfono y fax:

Hoteles baratos cerca de Museo Nacional de Ciencias Naturales
Booking.com
  • TEL: 91 411 13 28
  • FAX: 91 564 50 78

Horarios y precios

El museo se encuentra abierto de martes a viernes de 10 a 18 horas. Sábados, de 10.00 a 20.00 horas (excepto julio y agosto que será de 10:00 a 15:00)

Domingos y festivos, de 10.00 a 14.30 horas.

El día de descanso del museo son los lunes de todo el año y como días especiales el 1 y 6 de Enero, el 1 de Mayo y el 25 de Diciembre.

En cuanto a precios tenéis:

  • Adultos : 5 euros
  • Niños de 4 a 14 años : 3 euros
  • Jubilados y menores de 4 años gratis
  • Estudiantes : 3 euros

Además hay entradas especiales para grupos y precios especiales para los packs de entrada + talleres. Se pueden sacar las entradas anticipadamente por transferencia llamando al teléfono 914111328 aunque no suele haber excesiva cola para entrar.

Cómo es el Museo Nacional de Ciencias Naturales

elefante en el museo nacional de ciencias naturales

La entrada al museo es muy sencilla ya que no hay que pasar por un excesivo control, exceptuando que todos los guardias te van controlando que no realices absolutamente ninguna foto en el interior.

El museo esta orientado para dar a conocer los proyectos de investigaciones actuales al tiempo que nos muestra su colección de especies naturales.

Primero se entra en la zona de exposiciones permanentes donde podemos contemplar un montón de ejemplares animales disecados como las aves: búhos, águila, halcones.. y mamíferos como el lince, lobo, ciervos … e incluso hay un elefante¡¡. También podéis encontrar exposición de reptiles, insectos, mariposas, anfibios, corales, esponjas…..

Lo bueno que tienen es que todo esta bien protegido en vitrinas con sus respectivas explicaciones por escrito y con aclaraciones interactivas a través de pantallas de ordenador para que sea mucho mas fácil la explicación.

exposicion en el museo nacional de ciencias naturales

Esta parte que os he explicado se encuentra en la primera planta. En la segunda encontraréis la exposición sobre minerales y fósiles y sobre la evolución humana que también cuenta con pantallas y ordenadores interactivos para la explicación de lo que se esta viendo.

También en esta planta se encuentra el Gabinete Real en que se mezclan en la misma sala objetos muy curiosos y dispares formando una sala con un tinte «extraño» de mezcla de animales disecados, objetos antiguos, esqueletos …. Da la impresión de ser un pequeño museo dentro de otro.

A mí personalmente la zona que mas me gusta del museo es la que esta dedicada a paleontología donde se encuentran replicas estupendas de dinosaurios de todo tipo a tamaño real y con todo tipo de explicaciones. Es en esta zona donde los críos se quedan con la boca abierta viendo el esqueleto enorme de un dinosaurio que preside la sala o los dientes de un Tiranosaurus Rex.

dinosaurios en el museo nacional de ciencias naturales

De lunes a viernes de 10 a 14 horas se hacen talleres para los niños donde ponen en práctica lo aprendido durante la visita. Los críos se lo pasan genial ya que además de oir cuentos, pintan y trabajan en grupos.

Otra de las áreas que se pueden visitar del museo son su biblioteca y su archivo es bastante grande y tiene muchísimo contenido. La mayoría de la gente que accede a esta zona es gente que esta estudiando algo relacionado.

La visita al museo se puede hacer en tan solo una mañana ya que tampoco es muy grande. Quizás sea ese el punto que menos me gusto del museo ya que me lo imaginaba mas grande y con muchas mas cosas aunque reconozco que para los niños es ideal ya que así no se cansan

La visita es fácil de llevar aunque en la taquilla os darán un planito en el podéis comprobar que no se os escapa nada por ver ya que continuamente bajáis y subís plantas y aunque hay ascensor os perderéis las obras que se encuentran en los descansillos de las escaleras.

Sin duda una visita más que recomendable y bonita tanto para niños como para adultos.

Mi experiencia y opinión visitando el Museo Nacional de Ciencias Naturales

Museo Nacional de Ciencias Naturales Madrid

He vuelto a mi infancia, a algunos recuerdos de la misma, porque he vuelto a visitar después de muchos años el Museo de Ciencias Naturales de Madrid, el que era mi museo favorito.

Da gusto ir a un museo en el que ves padres e hijos juntos y felices, porque este es un museo en muchos casos pensado para los niños, que no paran de hablar de reír, de intentar tocarlo todo y que a cada paso van quedándose maravillados con lo que allí les exponen.

Desde luego es el sitio ideal para que padres e hijos a los que les gusten los animales puedan compartir un día de felicidad mientras el padre va introduciendo al hijo en los misterios y curiosidades de la naturaleza.

El recorrido a un paso más bien ligero y sin detenerme demasiado en todos los sitios, duró algo más de una hora y media, aunque como os digo puede hacerse más lento. En cualquier caso si vais con niños, a ellos no se les va a hacer pesado ni largo en ningún momento.

El museo está ahora dividido en dos partes, pero para entrar tienes que hacerlo por la parte del edificio más alejada de la Puerta del Sol, que es donde te venden las entradas y donde me encontré con mi viejo amigo el elefante, presidiendo el hall de entrada.

interior del museo nacional de ciencias naturales

Antes creo recordar que se hallaba en mitad de la exposición y es un ejemplar que a pesar de haber crecido un poquito desde la última vez, no deja de impresionarme por su tamaño (hay más adelante otro elefante indio, pero este por raza es mucho más pequeño), con lo que imaginaros lo que debe representar para un crío de poco más de un metro encontrarse a los pies de este elefante.

Esta planta baja del edificio es donde seguramente más disfruten los niños, pues son animales y más animales, con algunos ejemplares realmente impresionantes como un búfalo cafre, la pareja de leones, el tigre, el antílope sable, el leopardo, la colección de escarabajos de vivos colores, los insectos tropicales, etc.

Además de este pabellón central, en el lateral tenemos otro pabellón que bajo el nombre de Mediterráneo, recoge la fauna propia de esta zona. Hay algunas vitrinas realmente muy interesantes, porque no se limitan a poner el animal, sino que en muchos casos es un grupo de ellos en el que además se representa una escena del medio en el que viven. Impresionantes los lobos, las águilas, zorros, buhos, etc.

Llegaremos a una reproducción de un calamar gigante, junto a un ejemplar de calamar que no pueden menos que llamarte la atención.

Hay también exposiciones temporales en esta planta. En este momento hay una sobre vino y volcanes, referente a los vinos de Lanzarote y otra llamada Madrid + natural que nos presenta la naturaleza de Madrid.

Una escalera nos permitirá ascender a dos plantas superiores y bajar a una inferior. El museo está preparado para discapacitados, por lo que dispone de ascensor para subir o bajar y de rampas que eviten unos pequeños escalones en otras zonas.

visita al museo nacional de ciencias naturales

La primera planta nos permite no solo ver la colección desde arriba sino que además tiene otra de las cosas que a los niños les encanta, la colección de meteoritos del museo, con un ejemplar que a pesar de no aparentar mucho tamaño, pesa 140 kilos (como para que te caiga en la cabeza), todo explicado de un modo muy didáctico.

De la planta inferior, destacaros el Real Gabinete, que viene a ser una especie de Museo del Museo, con muebles y material del siglo pasado y en el que como pieza más impactante para los niños aparte de una familia de gorilas, podemos encontrar también un elefante indio. En la parte central, en el que llaman jardín del Edén, un par de esqueletos, masculino y femenino.

Previamente veremos las cabezas de multitud de cabras, ciervos, antílopes y otras piezas de caza mayor, como rinoceronte, focas, morsas, etc.

Hay que salirse a la calle para poder disfrutar de otra de las joyas de la colección y que recordaba desde chico: Los dinosaurios. Con la misma entrada que hemos comprado, nos dirigimos pro el exterior a la otra parte del Museo para acceder a esta zona del museo, en que se encuentra la reproducción de un diplodocus, que no solo deja con la boca abierta de admiración a los niños, sino que los grandes no podemos quedarnos indiferentes.

Junto a esta reproducción, se ofrecen también montajes y los esqueletos de algunos de estos antepasados hoy extinguidos.

Si es la primera vez que vas a visitar el museo no te dejes influir por las críticas de los ‘asiduos’ visitantes. Te dirán que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’, pero lo cierto es que sigue siendo muy interesante darte un paseo por allí, aunque vas a necesitar bastante más de una hora de tu tiempo libre (o más si vas en hora de afluencia máxima).

Si tienes algún pequeño en la familia, llévatelo, porque hay zonas especialmente diseñadas para ellos, y porque además de quedarte tú con la boca abierta de ver ciertas cosas, verás la suya que no se cierra de asombro. Eso sí, procura perder algo de tiempo en leer lo que estás viendo, porque sino puede que no te enteres de algunos aspectos importantes.

Un regreso a mi infancia, a los recuerdos de la misma, que os recomiendo a todos.

Imágenes: Web Oficial del MNCN

Otros lugares que no te puedes perder

Deja un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Ignacio Cuesta
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: contacto@calculadoraconversor.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.