Voy a hablaros un poquito sobre estas instalaciones deportivas que se edificaron en Madrid con vistas a su preparación como Sede Olímpica para el año 2012, para acoger la competición tenística y donde está ubicada la Federación de Tenis de Madrid. Quizás muchos de vosotros las hayáis visto, aunque sólo en parte, en días pasados con motivo de la retransmisión por televisión que se ha hecho del Master 1000 Mutua Madrileña Madrid.

Con motivo de esta celebración del Master 1000 Mutua Madrileña Madrid Open, que tuvo lugar en Madrid, del 8 al 16 de mayo de hace ya unos cuantos años, y a que me regalaron unas entraditas para asistir a los partidos del día 9, he podido conocer estas instalaciones y así puedo contaros de primera mano lo que me han parecido, aunque siempre con la sombra del evento que en ellas se celebraba, y donde algunos jugadores hicieron gala de la magia de sus raquetas, colaborando así al nombre de la instalación.

La Caja Mágica está situada en lo que llaman el Parque Lineal del Manzanares, en el Barrio de San Fermín de Madrid, y ocupa una extensión de 17 hectáreas.

Este complejo consta de un espacio cubierto, a modo de envoltura, donde se alojan tres pistas de tenis (Manolo Santana, con capacidad para 12.000 espectadores; la Arantxa Sánchez Vicario, con una capacidad de 3.500 espectadores, y una tercera con capacidad para 2.500 espectadores), que incorporan una estructura de techo móvil, gran innovación en este tipo de complejos, con lo que puede celebrarse competiciones tanto al aire libre, como si es necesario con la pista cubierta en caso de lluvia y así evitar la suspensión de la competición y el consiguiente retraso en el calendario.

Además de estas tres pistas también podemos encontrar en este espacio zonas para jugadores, árbitros, prensa, diversas zonas de restauración, espacio para deambular el público en general donde también podremos encontrar algunas tiendas, y esa exclusiva «zona vip» para unos cuantos privilegiados.

Muy cerca hay otro edificio que tiene sólo pistas cubiertas para el entrenamiento y para la exhibición.

Caja mágica, ¿dónde está?
Booking.com

También hay un gran espacio al aire libre que llaman Tenis Garden donde podemos encontrar más pistas de tierra (creo que había como unas 8 ó diez, donde durante el Master 1000 Mutua Madrileña se llevaron a cabo tanto entrenamientos como partidos, en las que debido al tamaño y que sólo tienen dos o tres filas de gradas se puede disfrutar con mayor proximidad de esta competición. También en este espacio había zonas de recreo, restauración y algunas tiendas, montadas para gozar en jornadas de buen tiempo al aire libre de momentos de tranquilidad y sol, rodeados de amplias zonas despejadas con una especie de lago artificial y lejos de los edificios madrileños.

Un extremo importante es también el exterior de lo que hemos llamado envoltura del complejo, ya que al ser reflectante y opaco durante el día, protege del sol y el calor, pero en cambio por la noche es como si emitiese luz, algunos dicen que es como si «centellease».

En cuanto a como llegar, ya que se encuentra algo alejado del centro de la ciudad y ya se sabe como son las distancias en Madrid, se puede hacer en coche, ya que cuenta con un aparcamiento, aunque para mi gusto no lo suficientemente grande para las instalaciones (nada barato durante los días de este torneo, no sé el resto del tiempo); en metro en la línea 3 de metro hasta la estación de San Fermín-Orcasur, o las líneas de la EMT 23 y 123 de autobús.

Como dije al principio pude disfrutar de La Caja Mágica durante la celebración del Master Mutua Madrileña y me sorprendió muy gratamente. Me pareció que todo estaba muy bien organizado, unas instalaciones estupendas, con multitud de servicios, donde todo está estudiado al mínimo detalle, y donde logran tener todo en un estado de limpieza más que aceptable.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue la cantidad de aseos que había en la pista principal, ya que por cada puerta de entrada a la pista había un aseo de señoras y otro de caballeros. También había muchas zonas de restauración en las que comprar bebidas y bocadillos y también máquinas con otro tipo de chucherías, eso sí los precios nada baratos. También había algunos puestecillos con helados de Häagen Dazs, estos a un precio prácticamente igual al de la calle (claro que ese ya es alto de por si).

La mayoría del tiempo estuvimos en la pista Manolo Santana que era donde estaban dando los partidos principales. Una pista que aunque puede parecer a primera vista mucho más pequeña de lo que nos imaginamos por televisión, ya os he comentado que puede acoger en sus gradas 12.000 espectadores, donde la visibilidad es perfecta desde cualquiera de los lugares en los que nos encontremos, los accesos por las escaleras son cómodos y están señalizados y los asientos de un material parecido, si es que no es, al metracrilato, de color rojo, a la vez de ser bastante cómodos dan colorido a las gradas.

Además estos asientos están sujetos individualmente a la estructura de la pista, con lo cual se evita esa molesta vibración cuando alguno de los espectadores de tu fila tiene «el baile del sambito». Si le tengo que poner algún pero, es que el día en el que fuimos era bastante desapacible en Madrid y las competiciones se debían desarrollar con el techo descubierto a no ser que lloviera, lo que finalmente sucedió. Pese a cerrar el techo para no suspender las competiciones, la instalación no logró alcanzar fácilmente una temperatura agradable y en algunos momentos se notaban corrientes de aire.

Pero estas instalaciones no sólo están destinadas a actividades que tienen que ver con el tenis, ya que también pueden acoger otra clase de eventos, como pueden ser convenciones, conciertos, competiciones de otros deportes, espectáculos o exposiciones artísticas.

la caja magica

Espero que a través de esta opinión hayáis podido conocer un poquito de las instalaciones de La Caja Mágica, unas instalaciones de un gran atractivo y que creo que Madrid necesitaba si quería albergar importantes competiciones.

Esperemos que en un futuro próximo o lejano pueda acoger una de las competiciones para la que estaba proyectada: los Juegos Olímpicos, aunque de momento, ya tiene su razón de ser y una proyección al exterior, acogiendo el Master 1000 de Madrid, que ya tiene asegurado unos cuantos años, y consiguiendo que este sea una de los torneos más importantes del mundo, con un escenario a su medida.