Quien no conozca Cortylandia en Madrid no ha tenido infancia, se que El Corte Inglés también monta “Cortylandias” en otras ciudades como Valladolid, Bilbao…

Yo desde que tengo memoria recuerdo haber ido a Cortylandia todos los años, y ahora, con todo lo grande que soy, creo que es cuando mas ilusión me hace ir, y cantar la cancioncita, y ver las caras que se les quedan a los niños.

Me trae muy buenos recuerdos, por que cuando era pequeña íbamos toda la familia, los abuelos, los tíos, los primos, mis padres, mi hermana. Cuando mis abuelos empezaron a estar mas mayores empezamos a ir los primos solos, y pasábamos uno de los mejores días del año, en la Plaza Mayor, paseando por Preciados, por la puerta de Casa Labra (jejeje), viendo el Belén que monta el ayuntamiento…

Quede con unos amigos en Atocha, y nos subimos hasta Sol en metro (evitar siempre en lo mas posible la línea 1 del metro de Madrid) subimos por Preciados y en seguida estábamos allí, entre todo el bullicio de gente esperando que empezara.

Tardó, tienen pases cada hora. Fuimos por la mañana, pierde bastante encanto, yo siempre lo había visto de noche, pero por la mañana tiene la ventaja de que hace menos frío y hay menos gente. Por que una cosa si que es cierta, si no soportas las aglomeraciones, ni se te ocurra meterte por Madrid en navidad, como dice mi amiga “la rana”, hay que relajarse y dejarse llevar por la masa, si te empujan, pues te han empujado, ya empujarás tu a otro…

Y empezaron los caballitos de mar y las sirenas a moverse. La estructura del espectáculo es siempre la misma, se presentan los personajes, cantan la canción de Cortylandia, todos los años el estribillo es el mismo, pero cambia el cuerpo de la canción, que esta adaptada al tema que toque ese año. Después te cuentan una historia cantan un par de canciones-villancicos que son nuevas cada año, y para terminar, otra vez la canción de Cortylandia. Este año la historia es un poco surrealista, pero está bastante mejor que la de los gatos y ratones del año pasado, o que la del bosque del anterior.

Cortylandia, ¿dónde está?
Booking.com

El Rey Neptuno cuenta que en el fondo del mar también ponen el belén, y que las sirenas han preparado un villancico. Después se mueve un submarino (la vez que más movimiento hay, para los que estamos acostumbrados a que los muñecos casi no muevan ni los brazos, el movimiento del submarino es alucinante, todo el mundo soltó un “ohhh!!!”) y Neptuno cuenta que han venido los Reyes Magos al portal de Belén acuático (habían estado todo el rato ahí…), y sin escafandra ni nada, por que como son Magos…

Este año las canciones son muchísimo más animadas que las de otros años. Todos los años cambia por lo que aunque lo hayas visto en otras ocasiones, cada año se renueva y ponen nuevas canciones, personajes y más luces.

El espectáculo dura muy poquito, unos 15 minutos más o menos. Para mi esperar con los pies congelados y aguantar el globito del niño de delante, merece la pena de sobra. Un consejo, ponte mas o menos lejos, apoyado en las fachadas de enfrente, es el mejor sitio. Otro consejo, mucho ojo con el bolso, la cartera, etc…sobre todo de noche.

Es completamente gratuito, y al aire libre, y como dato curioso, al menos para mí, puedo deciros que echando un vitazo por Google he averiguado que Cortylandia también responde a una cadena de parques de atracciones.

El cortylandia de Madrid del que os hablo, que ya lleva 26 años funcionando, esta en el edificio de Preciados, pero a la vuelta. Dura hasta el 6 de Enero.

Cortylandia ha ampliado miras y también los centros de Arroyomolinos, Alcalá de Henares y Sanchinarro tienen sus espectáculos, dedicados a King Kong, Pinocho y un Palacio helado, respectivamente. Y los que deseen recuperar la memoria perdida pueden acercarse hasta Vistalegre, donde se muestran todas las maquetas desde 1979.